CLIMA

¡Aumenta su potencia! Huracán “Olaf” sube a categoría 2 mientras avanza en Los Cabos

Las rachas de viento alcanzan casi los 200 km/h, mientras el ojo del huracán está a punto de llegar a San José del Cabo, informa el Servicio Meteorológico Nacional

¡Aumenta su potencia! Huracán “Olaf” sube a categoría 2 mientras avanza en Los Cabos.Créditos: Cortesía
Escrito en CLIMA el

México.- Tal y como se tenía pronosticado, “Olaf” aumentó su fuerza y hace unos minutos se convirtió en huracán categoría 2, con vientos de 155 kilómetros por hora y rachas que alcanzan los 195 kilómetros, informó el Servicio Meteorológico Nacional.

Da click aquí y encuentra más información de Línea Directa Portal en nuestra página de Google News

En el aviso de las 22:15 de la noche, tiempo del centro de México, el SMN indica que “Olaf”, ahora como huracán categoría 2, se localiza a 35 km al este-noreste de Cabo San Lucas, B.C.S.

“El centro de “Olaf” se encuentra a punto de tocar tierra en las inmediaciones de San José del Cabo, B.C.S., sin embargo, las paredes del ojo están afectando la región desde las 20:40 horas. Sus bandas nubosas ocasionan lluvias en Baja California Sur, el occidente y noroeste de México, además de vientos fuertes, oleaje elevado y marea de tormenta”, dice el reporte.

Se mantiene zona de prevención por efectos de huracán desde Los Barriles hasta Cabo San Lázaro, B.C.S., así como zona de prevención por efectos de tormenta tropical desde Cabo San Lázaro hasta Puerto San Andresito, B.C.S. y desde Los Barriles hasta Loreto, B.C.S.

“Olaf” dejará lluvias torrenciales en Baja California Sur, lluvias muy fuertes en Sinaloa y Nayarit; lluvias fuertes en Jalisco e intervalos de chubascos en Colima, Durango y Zacatecas.

Las rachas de viento son de 140 a 160 km/h con oleaje de 5 a 7 metros en costas de Baja California Sur, rachas de viento de 60 a 80 km/h con oleaje de 3 a 5 metros en el sur del Mar de Cortés, Sinaloa y Nayarit.

Se recomienda extremar precauciones a la población en general en las zonas de los estados mencionados por lluvias, viento y oleaje (incluyendo la navegación marítima) y atender las recomendaciones emitidas por las autoridades del Sistema Nacional de Protección Civil, en cada entidad.