CLIMA TORMENTA

Se extinguió, zona de baja presión en el Pacífico deja de ser un riesgo para México

El sistema dejó de tener probabilidad de desarrollo ciclónico y al momento, sólo deja lluvias en zonas costeras de Michoacán; sería “Pamela” que por hoy, la asignación de este nombre queda en pausa

Se extinguió, zona de baja presión en el Pacífico deja de ser un riesgo para MéxicoCréditos: Cortesía
Escrito en CLIMA el

México.- Llegó a tener un potencial para desarrollo ciclónico del 60 por ciento, pero al tocar tierra en Oaxaca y desprender gran cantidad de lluvia, bajó su intensidad; al salir nuevamente al Pacífico y toparse con aguas frías, la intensidad disminuyó y hoy se extinguió frente a Michoacán, así fue la zona de baja presión que hoy solo deja tras de sí, remanentes que van desde oleajes, vientos menores y precipitaciones

Da click aquí y encuentra más información de Línea Directa Portal en nuestra página de Google News

El Servicio Meteorológico Nacional indicó que el sistema dejó de representar riesgo para México a 130 kilómetros al sur de Lázaro Cárdenas, cuando sus vientos sostenidos registraban 15 kilómetros por hora y rachas de 25 km/h.

No obstante a su debilitamiento, continúa generando un temporal de lluvias en los estados del occidente y sur del país, mismas que podrían acumular hasta 150 milímetros este martes 14 de septiembre.

Las lluvias se focalizarán intensas en Michoacán, Guerrero, Nayarit y Jalisco; serán muy fuertes en Colima y dichos remanentes podrían alcanzar otros estados con precipitaciones débiles; también genera oleaje elevado ya que se quedó justo en la línea de costa.

Por lo pronto, el organismo del clima emitió ya el último aviso para la zona de baja presión que disminuyó a 0% su probabilidad para desarrollo ciclónico en 48 horas.  Destaca que se muestra desorganizado y se localiza sobre las costas de Michoacán, sin embargo, mantiene el temporal de lluvias en el occidente y sur de México.

Por lo pronto el sistema 16 de la temporada que asumirá el nombre de “Pamela” se queda en pausa y a la espera de otro sistema que alcance el potencial indicado para convertirse en ciclón o posible huracán de la temporada que termina en el mes de noviembre.