Archivo

Una barbaridad agredir a personal de Salud: Obispo

El Obispo de la Diócesis de Mazatlán llamó a la población creyente a aprovechar el confinamiento a releer las sagradas escrituras para confortación y mantener la fe

Mazatlán, Sinaloa.- En estos días de confinamiento una de las mejores formas de mantener la fe es tomando las sagradas escrituras y acompañarnos por el amor infinito de cristo resucitado para que nos dé fortaleza, expresó dentro de la homilía dominical el Obispo de la Diócesis de Mazatlán, que desde hace semanas se realiza a puerta cerrada en la Catedral Basílica de la Inmaculada Concepción de la ciudad portuaria.

Mario Espinosa Contreras, elevó una oración para que la pandemia no avance y ataque a más personas en la nación, sin embargo, esto será posible si la propia ciudadanía acata las recomendaciones de la Secretaría de Salud y demás autoridades de quedarse en casa y mantener la sana distancia mínima de un metro y medio entre personas, entre otras ya conocidas.

 “Cuando leemos la sagrada escritura opera la gracia de Dios, no es como una lectura más, sino es una lectura dinámica, con fuerza divina que llega hasta el fondo del alma, por eso hay que vivir en estas circunstancias leyendo la palabra de Dios”.

Precisó que sin duda este es un buen momento para leer por lo menos breves fragmentos de la palabra de dios, contemplarlos, entenderlos e incluirlos en la vida diaria para po0der sobre llevar los días de confinamiento hasta que las autoridades recomienden salir a realizar poco a poco las actividades cotidianas.

Así mismo, el patriarca de la Iglesia Católica pidió a la población resaltar el valor sin ofensas ni agresiones a los doctores, enfermeras y demás trabajadores del sector salud, ya que están haciendo un gran esfuerzo en estos momentos para atender a los pacientes que llegan con el padecimiento, ya que es una barbaridad que se violente a un noble trabajador del sector salud.

 “Que Dios nos vendida constantemente y sigámosle pidiendo a Nuestra Señora de Guadalupe el fin de esta pandemia, la fortaleza de los médicos, de las enfermeras, que los valoremos, los respetemos, que nadie los ofenda, mucho menos que los agreda”.

Espinosa Contreras agregó que pesa que en toda la nación y en el Vaticano no celebren la eucaristía de forma regular, sin embargo, es por amor a los fieles para que puedan estar distantes y evitar contagios, porque las misas siempre son concurridas.  

En cambio seguiran pidiendo a Santa María de Guadalupe por el fin de la pandemia, la fortaleza de los médicos, enfermeras, por la salud y recuperación de los enfermos de Covid-19, por los moribundos y los familiares, que estos encuentren confortación, y que a todos los sanos nos libre de la pandemia.

Advertisement

Fuente: Línea Directa

Comentarios

felis dolor. odio sit mattis venenatis, ut consectetur