DESPERADOS

¿Para cuándo los apoyos? Se perdieron 500 cabezas de ganado en Mazatlán tras paso de “Nora” y “Pamela”

Los productores están desesperados porque la Confederación Nacional Ganadera no ha emitido los cheques que se les darán en apoyo por cada res perdida por las inundaciones, declaró Felipe Velarde Sandoval, presidente de la Asociación Ganadera Local

Para cuándo los apoyos Se perdieron 500 cabezas de ganado en Mazatlán tras paso de Nora y Pamela.El presidente de la Asociación Ganadera Local de Mazatlán comentó que los productores están desesperados porque la Confederación Nacional Ganadera no ha emitido los cheques que se les darán en apoyo por cada cabeza de ganado perdida, que van desde 10 a 12 mil pesosCréditos: Juan Luis Vargas
Escrito en AGROPECUARIA el

Da click aquí y encuentra más información de Línea Directa Portal en nuestra página de Google News

Mazatlán, Sinaloa.- A más de dos meses del paso del huracán “Nora” y después “Pamela”, es tiempo de que aún no llegan los apoyos para el sector ganadero local y urgen porque se perdieron alrededor de 500 reses en todo el municipio de Mazatlán, debido a que los animales se murieron ahogados, atascados en el lodo, se los llevó la corriente o se enfermaron a consecuencia de las inundaciones, lamentó Felipe Velarde Sandoval. 

El presidente de la Asociación Ganadera Local de Mazatlán comentó que los productores están desesperados porque la Confederación Nacional Ganadera no ha emitido los cheques que se les darán en apoyo por cada cabeza de ganado perdida, que van desde 10 a 12 mil pesos. 

“Es lo que estamos esperando que lleguen los apoyos, es efectivo, es un cheque por cada animal que haya fallecido. Creo que son 12 mil pesos por animal, de 10 a 12 mil pesos y ojalá y lleguen los apoyos porque a mí me preguntan ¿Para cuándo?  Y la verdad, a mí ya me da pena porque los apoyos no han llegado. Pues mira hay alrededor de 500 cabezas de ganado que fallecieron”, indicó. 

El dirigente del sector ganadero refirió que las partes más afectadas son los poblados que viven a los márgenes del río Presidio y Quelite, y por eso, urgen los apoyos para que los productores puedan salir delante de sus adeudos sin vender sus otras vacas.