PROTOCOLO

Por “Pamela” Conagua decide cerrar compuertas de las presas del Distrito 063

Dependerá de los volúmenes de agua que deje el fenómeno si se mantienen cerradas o no; Conagua prevé que el huracán azote más en la zona sur

Por “Pamela” Conagua decide cerrar compuertas de las presas del Distrito 063.
Escrito en AGROPECUARIA el

Guasave, Sin.- La alerta por el huracán “Pamela”, y la lluvia que se registró durante las primeras horas de este martes de hasta 50 milímetros, obligó a las autoridades de Comisión Nacional del Agua cerrar compuertas de las presas del distrito 063; en la presa Gustavo Díaz Ordaz, mejor conocida como la presa Bacurato, y en la presa Guillermo Blake, de El Sabinal, así lo informó el jefe del distrito 063, Blas Espinoza Quintero.

Da click aquí y encuentra más información de Línea Directa Portal en nuestra página de Google News

Se detalló que se estaban extrayendo agua de presa para los riegos de asiento, por lo que los mismos módulos también pidieron el corte del suministro, y el tiempo que se mantendrán cerradas, será dependiendo de la evaluación que hagan los módulos en cuanto a los volúmenes que deje en los próximos días el huracán “Pamela”.

“Venían demandando agua, y ahorita pues ya pidieron que se cortara el agua a los módulos de riego, entonces lo que procedimos fue a cerrar las presas. Esto se mantendrá dependiendo de lo que nos digan los módulos de riego, ellos evalúan en el transcurso del día las lluvias que se presentaron y ya nos dicen mañana o pasado mañana la extracción que van a ocupar”, explicó.

Ciertamente, dijo que será un beneficio para el agro el agua que deje el fenómeno que, de acuerdo al pronóstico, se prevé que aporte más en las presas del sur, justo en donde pegó “Nora”.

Mientras, Blas Espinoza expuso que en este distrito se tiene el mismo plan de riego, al no ser por algún cambio que reporten en las oficinas centrales.

Sigue la información de Agropecuaria en la sección especial de Línea Directa

La preocupación está en las 800 hectáreas de hortalizas y en las cerca de 2 mil 500 hectáreas de frijol que ya están sembradas que peligran de taponamiento, pero también el funcionario de la Conagua, justificó que es el riesgo se corre cuando se siembra en temporada de lluvia.