Salud

Si presentas estos síntomas seguro tienes parásitos intestinales

Acude a tu médico y ponte en tratamiento para evitar que el problema pase a mayores

México.- Sin saberlo, muchas personas pueden tener parásitos intestinales y seguir su vida manteniendo una serie de síntomas que a la larga pueden ser muy perjudiciales.

La mala alimentación y el no cuidar dónde comemos, trae consigo a estos inquilinos silenciosos a nuestro organismo que nos causan diversos síntomas que regularmente asociamos a otras afecciones.

Por ello y si quieres saber si lo que sientes es producto de algún parásito, te recomiendo que cheques cómo puedes identificarlo.

Los parásitos intestinales son organismos que sobreviven gracias a la nutrición y salud del cuerpo humano

Existen muchos tipos de lombrices intestinales. Cada tipo puede presentar diferentes tamaños y formas y por lo tanto, provocar diferentes síntomas en el cuerpo.

Si presentas más de dos de estos síntomas, debes acudir con el médico para que te indique el mejor tratamiento que te ayude a eliminar el problema.

  1. Diarrea
    La diarrea es un síntoma muy común en los casos de parásitos intestinales unicelulares. Este tipo de parásitos a veces son llamados lombrices, aunque son imperceptibles a simple vista.
  2. Dolor abdominal
    Muchos pacientes confunden este dolor con calambres, ya que puede presentarse de manera intermitente y bastante fuerte. Algunas mujeres ignoran este síntoma por su parecido con fuertes dolores menstruales.
  3. Fatiga
    La fatiga es un síntoma de posible desnutrición más que de lombrices. Cuando las lombrices ingieren más nutrientes que tu cuerpo, es posible que te sientas débil y somnoliento.
  4. Tos seca
    Durante la primera etapa, cuando los parásitos apenas son larvas, pueden desarrollarse en otras partes del cuerpo además del intestino.Algunos migran hacia los pulmones y el esófago en las primeras etapas de crecimiento, lo que puede causar inflamación de los tejidos sensibles.
  5. Cambios en el apetito
    Aunque físicamente no sientas la presencia de parásitos, tu cuerpo recibe estímulos nerviosos del intestino constantemente.Por ello, es posible que sufras un repentino cambio en tu apetito, comiendo cada vez menos y siéndote satisfecho con menos comida.

Mantente muy alerta ante cualquiera de estos síntomas y si dos o más se presentan de forma frecuente, debes acudir de inmediato al médico.

Fuente: Línea Directa

Comentarios