ACCESO
Por favor teclee su usuario y contraseña para acceder a las funcionalidades extras, así como personalizar la suscripció al boletín de lineadirectaportal.com
No soy usuario, deseo registrarme.
21, Noviembre 2017


CAMPO / GARBANCEROS

En proceso de liquidación la Unpeg

Guillermo Gastélum, tesorero de la administración de Fernando Inzunza, lo acusa de manejar a su antojo la empresa, sin rendir cuentas

11, Noviembre 2017 por Verona Hernández
Califícala
Resultado
0 votos
Culiacán, Sin.- Una historia de  casi 60 años se termina con la liquidación de los activos que tiene la Unpeg con un valor superior a los 102 millones de pesos y que permitirá a las asociaciones agrícolas y a Caades, salir del buró de crédito, confió Guillermo Gastélum Bon Bustamante.

Quien fungió también como tesorero del consejo de Administración de la Unión Nacional de Productores y Exportadores de Garbanzo,  en el periodo 2013-2016,  argumentó que  fue la administración discrecional del entonces presidente, Fernando Inzunza, el que terminó con quebrar a  la empresa.

“Nosotros como organismos cada mes los estatutos, los reglamentos nos obligan a estar rindiendo cuentas, en este caso Unpeg, hizo caso omiso a estos reglamentos y estatutos , ni durante todo su mandato podría decirlo, pero como si  fuera su propiedad la Unpeg y aquí están los resultados finales”, sostuvo.

Y es que Bon Bustamante reconoció que el problema de deudas con los bancos se generó por la  inversión que se hizo en infraestructura  en las bodegas de Culiacán y cuyo financiamiento adquirido con Banco del Bajío  no se pudo pagar.

“Pero el plan de trabajo falló, o sea que quiere decir que falló pues las adecuaciones que se hicieron para  poder recibir granos tipo sorgo, maíz  a granel, se equiparon las bodegas, pero fue muy escasa la comercialización que hizo Unpeg en los granos de maíz y sorgo , entonces nos fueron comiendo los intereses la falta de trabajo pues nos llevó a que se incrementara el saldo”, explicó.

Precisó el integrante del Consejo Directivo de dicha  empresa granera por parte de la AARC , que son alrededor  de 40 millones de pesos los que se le adeudan a Banco del Bajío y 10 millones a los productores que entregaron cosecha  en ciclos pasados.

La solución, dijo, está en la venta de las bodegas de Culiacán y Guamúchil, cuyo dinero se utilizará para finiquitar el adeudo bancario  y con productores que mantiene esta empresa  y lo que quede se distribuirá entre las asociaciones agrícolas socias de este organismo.

DEG/IC

Otras Noticias
Campo
MÁS LEÍDAS
Descarga la APP de Línea Directa en tu MOVIL
TWITTER