¿Rocha gobernador?

Peca de ingenuo todo aquel que crea –o que quiera hacer creer con sus declaraciones- que el informe legislativo de los senadores Rubén Rocha Moya e Imelda Castro, no tenía por fin último el ser un acto proselitista e incluso el lanzamiento no oficial de la campaña de Rocha a la gubernatura en el 2021.

El pasado viernes, el teatro Pablo de Villavicencio en Culiacán estuvo repleto de funcionarios públicos, lo mismo morenistas y priistas, la crema y nata de la política sinaloense y más de 30 legisladores federales, algo nunca antes visto. Todo con la intención de alabar a los senadores sinaloenses que presentaban “su informe”. Las viejas prácticas priistas persisten en los tiempos y en los personajes de la Cuarta Transformación.

Ahí, en el escenario, flanqueado por el gobernador Quirino Ordaz y por el coordinador de Morena en la Cámara Alta, Ricardo Monreal (otro que ya anda encampañado, pero para el 2024), Rocha Moya dio el primer paso en la carrera para el 2021. Pero que nadie se confunda que esta victoria no está cantada todavía: para empezar, a Doña Imelda no se le debe descartar de la ecuación. Es bien sabido que la experredista no quita el dedo del renglón para ser ella la candidata a la gubernatura.

Y ahí mismo quedó claro que Don Rubén puede tener otra poderosa contrincante: Tatiana Clouthier, quien recibió un mar de aplausos y alabanzas en el Pablo de Villavicencio, lo que incluso opacó durante algunos momentos el estruendoso grito de “Rocha gobernador”. Sin duda, aún queda mucho camino por delante antes del 2021…

Fue más que obvia la cargada oficialista en el PRI a favor de Alejandro Morena Cárdenas, nos aseguran. Recordemos que el pasado sábado, “Alito” y su contrincante para ocupar la dirigencia nacional del tricolor, Ivonne Ortega, estuvieron en Culiacán para sostener un encuentro con jóvenes priistas.

Y aunque para nadie es secreto que Don Alejandro cuenta con todas las simpatías de la actual dirigencia, de los gobernadores priistas y hasta se dice que del Presidente de la República, para convertirse en el nuevo mandamás del PRI, lo lamentable es que ni siquiera la disimulan tanto y es evidente el desprecio de la estructura del partido hacia Doña Ivonne.

Nos comentan que el sábado, los dos aspirantes tuvieron encuentros por separado con los jóvenes. En el turno de “Alito” se vio un auditorio repleto de pancartas, alabanzas y hasta de funcionarios públicos apoyándolo, sin ningún tipo de cuestionamiento hacia su persona. Pero cuando le tocó a la exgobernadora de Yucatán, la mayoría optó por retirarse y los asistentes que se quedaron lanzaron fuertes preguntas a Doña Ivonne. El contraste fue demasiado notorio, nos dicen, por lo que habría que decirle a los priistas que, al menos por educación, hay que saber guardar las formas. ¿O no?

La semana pasada le comentamos en este espacio de la sorpresiva renuncia de la exoficial mayor de Mazatlán, Verónica Bátiz Acosta, y que quedaba en el aire los motivos de su salida del gobierno de Luis Guillermo Benítez.

Pues bien, Doña Verónica no quiso dejarnos con la duda y a través de redes sociales tronó contra la administración del “Químico” Benítez y la calificó como una “versión a conveniencia” de la Cuarta Transformación, que a nivel federal encabeza Andrés Manuel López Obrador. Incluso, asentó la exfuncionaria que debido a sus convicciones no podía seguir formando parte de un gobierno donde hay imposición y la simulación.

No hay duda de que Bátiz Acosta –quien es, por cierto, esposa de Raúl Elenes, titular de Conapesca- se fue bastante indignada, pero todavía no sabemos qué fue lo que detonó su molestia, sobre todo porque es bien sabido que llevaba una buena relación, hasta de amistad, con el alcalde de Mazatlán. Y ni modo de preguntarle al propio “Químico”, quien aplicó la de “calladito me veo más bonito”, dijo que no hablaría más sobre el tema y ya hasta nombró al nuevo titular de la Oficialía Mayor…

Dicen que no hay peor ciego que el que no quiere ver y el dicho aplica para las autoridades de Ahome, que insisten en llamarle “hechos aislados” a episodios graves de violencia, y que cada vez se vuelven más recurrentes, aunque intenten negarlo. Y es que una balacera el pasado viernes por la noche en calles de Los Mochis, que dejó tres personas sin vida, no es algo menor.

Incluso, han trascendido versiones de que horas antes del ataque, se hicieron distintos reportes al 911 por la presencia de grupos armados en la ciudad. Pero el secretario el ayuntamiento, Juan Fierro, minimizó todo y aplicó la clásica cantaleta de “hechos aislados”, asegurando que la población puede estar completamente tranquila pues no hay nada de qué preocuparse.

Y para acabarla, al alcalde Guillermo Chapman esta balacera no le valió ni un comentario porque se la pasó el fin de semana en “reuniones privadas” o quizá hasta descansando. Recordemos que no sólo son las balaceras, pues también en fechas recientes han aumentado los reportes de robos violentos de vehículos, pero al parecer la estrategia de las autoridades es tapar el sol con un dedo… Así se las gastan. O peor…Comentarios: [email protected]

Comentarios

nec justo odio amet, id consequat. velit, tempus