El Fraude en BC

Imagínese que usted compra un carro a 2 años a meses sin intereses y de repente le dicen que no, que usted la deuda se le pasará a 5 años pagando la misma mensualidad, esto gracias a la junta de consejo de la empresa. El contrato no decía así, pero quienes podían modificar el contrato se agandallaron y pasaron a obligarlo a usted a pagar más por un contrato que usted firmó con reglas claras durante un tiempo, pero las reglas las cambiaron y a usted le avisaron después de firmar.

Pues bien, a los Baja Californianos le cambiaron el contrato social que firmaron el 2 de junio, ese día votaron para Gobernador, la gente votó –compró- un gobernador por un lapso de 2 años, esto para que la próxima elección fuese concurrente a la elección federal intermedia, ah pues no, el Congreso Local de mayoría panista, así alzando la mano modificaron el contrato social que firmaron los bajacalifornianos en junio pasado y de 2 pasaron a 5 años el periodo de gobierno del Gobernador electo, Jaime Bonilla de Morena.

Esto según para hacer concurrente la elección de gobernador con la de presidente de la república. A Jaime Bonilla lo votaron la mitad del 30% del padrón electoral.  La elección fue bajísima en participación y como antes, cuando la gente no iba a votar ganaba el PRI: ahora ante la abstención gana MORENA. Baja es la muestra.

En una elección donde hubo desgano, la clase política cambió las reglas, como vieron que no les importó la elección, MORENA decidió cambiar el periodo de gobierno ampliándolo y obligó al régimen saliente, Kiko y su Congreso a cambiar las reglas: obligaron a los panistas a mancharse las manos para  quedar impunes.

Adela Navarro, directora del Zeta de Tijuana comunicó en su cuenta de twitter escribió qué el Presidente del Congreso de B. C.,  Benjamín Macías, días antes de votar la ampliación de periodo,   denunció que el voto a favor en estaba a 1 Millón de Dólares. Siguiente escena: ese diputado y su bancada votaron a favor de la ampliación del periodo.

Cuauhtémoc Cárdenas, símbolo de la democracia y alguien que debe ser muy respetado por el régimen actual, escribió en su cuenta de twitter: “El Congreso de Baja California ha decidido vulnerar orden republicano y democrático. Ofende a la inteligencia, cae en la ilegalidad y pierde total legitimidad prolongar de 2 a 5 años el mandato del gobernador electo.

Este asalto a la escasa voluntad popular no es otra cosa que abrir un precedente político para cambiar las reglas y asaltar a la democracia en las calles de la República. Si en Baja California se pudo, donde ganó el primer gobernador de oposición y donde asesinaron a Colosio, entonces esta es una señal geográfica de que si en Tijuana empieza la patria, también empezará la dictadura.

Lo peligroso es lo siguiente: el régimen actual,  les devolvió a los bajacalifornianos lo que sentían les pertenecía,  el precio de la gasolina y les amplió el salario mínimo y una serie de privilegios, pero les cambió las reglas del juego electoral, como no les importó escoger gobernador entonces no les va a importar que el gobernador duré más años.

Si esta ampliación de período gubernamental queda tal cual como está y no se revierte en la Suprema Corte de Justicia, entonces Baja California será la frontera del autoritarismo.

Cuando nos habíamos reído a carcajadas cuando Varguitas en la película “La Ley de Herodes” arranca las hojas de la constitución y obliga a Peck su secretario a escribir en una remington el nuevo período de Presidente Municipal: siendo de 20 años pudiéndose reelegir hasta 4 veces.  Llega Jaime Bonilla y nos espanta con la realidad.

En este episodio de la vida política mexicana, se cambió el sentido de la sentencia  marxista sobre que la historia se repite 2 veces:  primero como tragedia y después como farsa, solo que esta vez es primero como farsa (Con Varguitas) y después como tragedia (Con Bonilla y Morena en BC).

El problema es que cada vez más las decisiones en el orden público son señales de espanto y López Obrador como buen beisbolista sabe que mientras esté lanzando las rectas nadie se mueve de las bases, no sea que los vaya a pelar.

Y bien con esto, en Tijuana empieza la patria y en Baja California podrá empezar la dictadura.  

Comentarios

commodo venenatis, mattis eget id, dolor sit leo eleifend libero ut