ACCESO
Por favor teclee su usuario y contraseña para acceder a las funcionalidades extras, así como personalizar la suscripció al boletín de lineadirectaportal.com
No soy usuario, deseo registrarme.
22, Octubre 2018


Línea Directa Portal
CONTACTO   
HEMEROTECA   
COLUMNAS
EN DEFENSA DE LA POLITICA
Lecciones de Historia Patria…
06, Agosto 2018
Otras columnas del autor
Más columnas del autor...

El título de la columna de hoy lleva por nombre el mismo que del libro del gran Guillermo Prieto, ministro Juarista y que, aunque fue un hombre de gran talento, pasó a la historia su frase: “Los Valientes no asesinan”, cuando soldados realistas querían asesinar al Presidente.

 

Hoy en nuestro país estamos viendo correr la historia, de repente en el país no pasa nada y de repente en menos de un sexenio pasa todo.

 

México desde su construcción ha sido un país que por lo menos cada 50 años o menos tiene sus quiebres políticos, en 1824 la República, 33 años después la guerra de Reforma en 1857 y sus leyes, antes ya habíamos tenido una invasión y un sinnúmero de levantamientos armados.

 

Después de la muerte de Juárez, asume el poder Porfirio Díaz y es hasta 1910 cuando empieza el proceso revolucionario que metió en inestabilidad al país casi 10 años, entre una Constitución que nos rige todavía y una lucha de caudillos que se masacraron unos a otros, conjugando el verbo preferido de la leva: “Madrugar” como bien lo dijera Martín Luis Guzmán en la Sombra del Caudillo.

 

Desde las instituciones a los magnicidios en 1928 a Obregón y los levantamientos militares en cada destape, Cedillo, Almazán en elecciones contra Ávila Camacho y Enríquez contra Ruiz Cortines, somos un país que no se sabe poner de acuerdo en su totalidad.  La historia nos lo dice, aunque vayamos juntos en la misma carreta se va discutiendo la ruta.

 

Vino el gran quiebre del modelo revolucionario, el 68, cuando el sistema se empezó a agotar y los jóvenes se adelantaron en su tiempo, 3 años después, el sistema ya cansado y agotado, se enfureció y el jueves de corpus de 1971, el día donde a Cristo tiene 60 días de resucitado, el aparato político asesina a estudiantes, demostrando que no valen, ni se respetan las creencias si se trata de mantenerse en el poder.

 

20 años después del 68, en 1988 el sistema se calló, si con doble “l”, de callarse, no se cayó de caer.  Ahí en ese momento el país volvió a crujir sus cimientos y el aparato político rápido tuvo que buscar legitimidad de donde hubiera.

 

Cómo sea tan de moda ahorita, porque así como en el 88 Bartlett presidió la CFE (Comisión Federal Electoral) hoy presidirá otra CFE (la temible Comisión Federal de Electricidad).

 

6 años después viene el asesinato de un candidato a la presidencia que impactó al país para que en el próximo sexenio hubiese dado paso a la alternancia política.

 

En la alternancia hubo pocos cambios, el poder se cambió de rostro para seguir igual, pero los doce años del panismo no desmontaron al régimen lo dejaron casi intacto, demostrando que los panistas eran en fondo muy parecidos a los del PRI.

 

En ese trecho la realidad actual se formó por un discurso que supo decir lo que las calles querían oír, Morena no será un partido en el poder es un Movimiento social y político en el poder y lo deben de entender, por qué para que un movimiento sobreviva en un país como México se necesita tener congruencia en los discursos y corregir rápido en los vaivenes que siempre se dan y de lo cual no está nadie exento.

 

Las reglas cambiaron, lo que puede venir es un desmonte del sistema actual, habrá que ver para dónde va la reforma, lo cierto es que el voto restauró la Presidencia Absoluta y es legítimo.

 

Los retos del país es que estamos ante un juego nuevo y algo incierto, no sabemos hacia dónde va el nuevo aparato político que gobernará a partir de diciembre, lo cierto es que el PRI y el PAN no vieron el magma que corría por debajo de ellos e hizo explosión el volcán del hartazgo.

 

El vacío que dejo la transición política panista es que no desmontó al régimen político, lo dice muy bien Luis Felipe Bravo Mena en una entrevista concedida a Leonardo Kourchenko y Salvador Camarena del Financiero, explicándose esto, que por eso estamos viendo a un Presidente sin contrapesos y con mucha legitimidad, ese fue el vacío que no se cubrió y hoy puede ser una trampa para quienes permitieron ese desorden.

 

Estamos viendo historia, esperemos que no se aplique la máxima de Marx, aquella que le escribió a Luis Bonaparte y dice así:

 

"La historia ocurre dos veces: la primera vez como una gran tragedia y la segunda como una miserable farsa"?.

 

Por el bien de México, esperemos que no se cumpla.

 

 

 

 

 

Otras Noticias
Estado
MÁS LEÍDAS
‘Ese día mi casita se ahogó’
‘Ese día mi casita se ahogó’
‘Ese día mi casita se ahogó’
Mira lo que hace este hombre luego de alimentar a los perritos
Indigna entrega de colchones en mal estado en Sinaloa
Espectacular inauguración en el nuevo Teodoro Mariscal
Inició la fiesta de la LMP en Culiacán
Olas arrastran a turistas en Arco de Cabo San Lucas
Se caen a pedazos techos de marquesinas de primaria
En Viñedos, del agua apestosa, salen gusanos con cola
Llega pantalla del TM: el estadio, al 90 por ciento; estará listo
¿Conoces las características de los nuevos billetes de 500 pesos?
Logo Línea Directa
Descarga la APP de Línea Directa en tu MOVIL
Logo iPhone
Logo iPad
Logo Android
TWITTER