ACCESO
Por favor teclee su usuario y contraseña para acceder a las funcionalidades extras, así como personalizar la suscripció al boletín de lineadirectaportal.com
No soy usuario, deseo registrarme.
19, Septiembre 2018


Línea Directa Portal
CONTACTO   
HEMEROTECA   
COLUMNAS
TIEMPO DE OPINION
Ladrones e hipócritas
15, Junio 2018
Otras columnas del autor
Más columnas del autor...

Hemos sostenido siempre que la decencia del político no está en función de los colores y las siglas del partido en que milite o que lo haya llevado a una posición de gobierno. Sinvergüenzas hay en todos los partidos y con todas las ideologías. 

La honestidad no es una patente exclusiva de un partido, ni la corrupción la obligada característica de los militantes de otro. Es más que otra cosa una cuestión propia de la naturaleza humana. En todos los partidos o sin ellos hay también políticos bien nacidos, honestos, de vergüenza. 

En este país nos han saqueado siempre, la clase política ha actuado con gran cinismo y ha sido insaciable en la añeja rapiña. Pero no han podido acabar con nuestra esperanza. 

El problema se agrava cuando además de ladrones, esos políticos son también cínicos e hipócritas, que con una mano señalan a unos de corruptos, y con la otra participan vorazmente en la rapacería. 

Encaja todo lo anterior en un solo caso. La senadora con licencia Layda Sansores, candidata a una delegación de la Ciudad de México, por Morena, un partido que enarbola la bandera de la honestidad sobre todas las cosas, ha sido una severa crítica de las corruptelas y demás excesos de gobiernos panistas y priistas. 

Ha encarado al propio presidente Enrique Peña Nieto y le ha hecho señalamientos fuertes sobre la deshonestidad suya y de sus colaboradores, generando su actuación simpatías al por mayor, de ciudadanos que se ven en esa situación representados. 

Pero vaya decepción. Esa senadora que con dedo flamígero ha señalado los más escandalosos casos de corrupción, incongruencias, abusos y excesos de poder, es parte de todo ello. 

¿En quién vamos a confiar, pues? La señora como senadora tenía un sueldo de superior a los 200 mil pesos mensuales, más un recurso extra para labores legislativas por hasta 232 mil pesos mensuales. Tuvo entre 2016 y 2017 gastos con cargo al Senado de la República por más de 700 mil pesos, por concepto de tinte para cabello, pasta de dientes, muñecas para regalo, maquillaje, joyería, ropa, bolsas, aparatos electrónicos y juguetes, entre otras muchas cosas que nada tienen que ver con la actividad legislativa. 

O sea, todo lo que ella denunciaba en otros, lo practicaba también, convirtiéndose así en la personificación de la desvergüenza, el cinismo y la hipocresía. 

En el servicio público muchas cosas tienen que cambiar en el proceso de mejorar este país, y una de éstas debe ser la laxitud con que se permite a los servidores gastar el dinero que no es de ellos. Ser político no debe ser invariablemente sinónimo de indecencia. 

Duele, por muchas cosas, lo que ellos desde el poder hacen. Para todos el aumento a las tarifas eléctricas, el gas, la gasolina, los productos básicos, el transporte, los servicios públicos, son una pesada losa, mientras quienes están en el gobierno, en cualquiera de los tres poderes, se aferran a cubrir sus necesidades no usando su dinero, sino el público, el que todos generamos vía nuestros impuestos. 

Mientras millones de mexicanos pagamos de nuestros salarios el acceso a la salud, cuotas en carreteras, transportes, alimentos y gasolina, no hay una explicación convincente del porqué además tenemos que pagarles todas esas cosas, y muchas más, a los funcionarios públicos. 

Todo es muy frustrante. Porque ese manoteo de dinero público lo hacen en un país en el que muchos pobres se mueren de enfermedades curables porque no hay medicinas ni médicos suficientes en los hospitales, visten harapos porque ganan salarios insultantes, viven con permanente hambre, faltan escuelas y no hay maestros, y están sentenciados a la miseria permanente. Por eso, y por todos sus excesos, sus abusos, por su desvergüenza, su cinismo y su hipocresía, siento que a los mexicanos todo esto no resulta más doloroso. 

FACEBOOK Enrique Gutiérrez 

TWITTER @ENRIQUEGUTIERR 

CORREO egutierrez@rsn.com.mx 

Otras Noticias
Estado
MÁS LEÍDAS
El Fuerte, Pueblo Mágico de recreación ilimitada
El Fuerte, Pueblo Mágico de recreación ilimitada
El Fuerte, Pueblo Mágico de recreación ilimitada
Sinaloa, un destino con experiencias ilimitadas
Que el gas no se te escape… y el dinero tampoco
Temen locatarios del Mercado Independencia ser víctimas de robo
Muere bebé que dejaron en carro
Agosto 2018
Niños quemados fueron aceptados en Sacramento
Abuelitos, bailaron y cantaron en el festejo por su día
¡Insólito! Se forma tornado en el puerto de Mazatlán
Retumba la tambora en pasarelas, México gana Mini Universo Internacional
Logo Línea Directa
Descarga la APP de Línea Directa en tu MOVIL
Logo iPhone
Logo iPad
Logo Android
TWITTER