ACCESO
Por favor teclee su usuario y contraseña para acceder a las funcionalidades extras, así como personalizar la suscripció al boletín de lineadirectaportal.com
No soy usuario, deseo registrarme.
17, Julio 2018


Línea Directa Portal
CONTACTO   
HEMEROTECA   
COLUMNAS
TIEMPO DE OPINION
Es hora de que se vayan
09, Julio 2018
Otras columnas del autor
Más columnas del autor...

Es tal el descrédito en que han caído los partidos políticos y el hartazgo de la gente por forma de operar, que el solo anuncio de la posibilidad de que cuando menos dos partidos políticos a nivel nacional y seis en Sinaloa pierdan su registro, ha recibido fuertes muestras de simpatías.

 
No deberían de ser solo esos, sino otros que se han convertido en empresas familiares encontrando desvergonzadamente la manera de vivir, y en la opulencia, de los impuestos que los mexicanos generamos. 
 
Claro, para sobrevivir gracias a las millonarias partidas entregadas vía el financiamiento público, más que captar la simpatía ciudadana, esos cuestionados entes políticos sin clara ubicación en el espectro ideológico, mucho menos con sanos objetivos, han contado con la complicidad de aquellos partidos “grandes” por conveniencia. 
 
El desencanto ciudadano en sus partidos es por los tantos agravios a los éstos nos han sometido a los mexicanos a través de los años. Algunos son consecuencia de las raterías de los malos gobernantes por ellos formados, sus fabulosas e insultantes fortunas amasadas ilegalmente, y otros producto de su cinismo y de la concepción de ciudadanos poco pensantes en la que nos tienen. 
 
Todos esos partidos han ayudado en su momento a su propio descrédito aportando una gran dosis de cinismo, descaro y desvergüenza, al apostarle a la cómplice protección de unos a otros que les garantiza impunidad absoluta a sus excesos. 
 
No podemos estar de acuerdo con la proliferación de partidos políticos a los que tengamos que pagar desde el sueldo de dirigentes, su burocracia, vehículos, edificios y muchos más conceptos, en un país con millones de pobres que requieren más apoyo e instituciones para ser atendidos. 
 
Tenemos que reconocer, sí, que los partidos políticos son esenciales para la democracia, pero no como los tenemos actualmente. La partidocracia no puede seguir funcionando a como lo ha hecho las últimas décadas. Incluso creo que ese es el sentido del voto mayoritario el 1 de julio pasado contra los partidos tradicionales y que ya han tenido el poder a nivel nacional. 
 
La esperanza de millones de mexicanos en que muchas cosas cambien para bien en este país, pasa precisamente por modificar el funcionamiento de los partidos políticos. 
 
Parece cuando menos que el Partido Encuentro Social (PES) y Partido Nueva Alianza (PANAL) salen del espectro nacional, y seis en el contexto estatal aquí en Sinaloa. No alcanzaron el mínimo de votantes necesario para seguir recibiendo el financiamiento público. Así de claro el mensaje de la sociedad escrito en las boletas electorales.
 
Seguro no se quedarán con los brazos cruzados, pues es mucho dinero lo que está en juego. Preparan una férrea defensa legal. No se darán por vencidos fácilmente. Ojalá que se les destete de una vez por todas del presupuesto oficial.
 
Con eso basta para que mueran, porque sus líderes y militantes nunca han sido capaces de meterse las manos a sus bolsillos para gastar un peso propio en su sostenimiento. 
 
Esa sería una buena forma de empezar a ver los cambios que los mexicanos esperamos.  
 
FACEBOOK Enrique Gutiérrez
TWITTER @ENRIQUEGUTIERR
CORREO egutierrez@rsn.com.mx 
Otras Noticias
Estado
MÁS LEÍDAS
Logo Línea Directa
Descarga la APP de Línea Directa en tu MOVIL
Logo iPhone
Logo iPad
Logo Android
TWITTER