ACCESO
Por favor teclee su usuario y contraseña para acceder a las funcionalidades extras, así como personalizar la suscripció al boletín de lineadirectaportal.com
No soy usuario, deseo registrarme.
23, Junio 2018


CONTACTO   
HEMEROTECA   
COLUMNAS
FILOSOFIA DE CANTINA
El aire huele a humo
01, Junio 2018
Otras columnas del autor
Más columnas del autor...
El humo se fue apoderando de la casa; como un enorme fantasma se metió en los rincones más oscuros de mi casa. Se apoderó de los lugares que para mis ojos son tan sólo memoria. Se paseó por la sala, las recámaras y se duchó con el agua fría de la mañana que expide la regadera. Hoy, el humo, se quedó a vivir con nosotros.
 
Lo miro de frente y lo siento en la nariz, en la garganta, en la boca como una migaja de aire amargo. Desayunó sobre mi mesa y compartí con él los manjares afrutados (me habló al oído y me pidió quedarse para siempre). El hollín de sus manos manchó los blancos manteles. Es humo, a fin de cuentas, me contesté, mientras olía mis ropas y su funesta amargura se me paseaba por la tráquea. Pero no, era un humo febril, amarillento, tosco qué hace que los ojos se inunden de lágrimas y la garganta sienta la rigidez y el dolor de la irritación. ¿De dónde nacía este humo que no fue invitado a pasar a la sala, el comedor o las recámaras y que se sentía cómodo sobre mi ropa y la de mis hijos? ¿Dónde estaba la fábrica de este fantasma que se agigantaba con los minutos? No hay guerra; no hay bombas pululando sobre el cielo; no hay una hecatombe a la vista, pienso e imagino una película.
 
Mi vecina, que también tenía un visitante fantasma, con el espanto en la voz nos informó que en la radio han comentado que “alguien está quemando la ciudad”. Que una mano malhechora e impúdica encendió los campos alrededor de la ciudad. Y que el fantasma que habita, hasta ahora en la casa, ya no lo es tanto; es un monstruo enorme sobre la ciudad. Lo confirmo: levanto mi mirada hacia el cielo y una neblina hace el día de noche. Ya no asusta el fantasma del humo: horroriza su cuerpo hecho de tufo sobre nuestras cabezas.
 
La ciudad está bajo una delgada neblina mortuoria que acecha la tranquilidad de todos. Y pensar que el humo desayunó sobre mi mesa y recorrió nuestra casa (y me pidió quedarse) y se ha convertido en un monstruo que se alimenta de fuego, porque una mano oculta en la impunidad decidió invocarlo.
 
Y me ¿De quién es la mano anónima que nos acerca a las calderas de un mayo agotador y caluroso en medio del humo? ¿Quién hace algo, quién detiene al pirómano qué pretende darnos fantasmas, tatuarnos en la frente el humo como una señal de que el Apocalipsis está cerca? Al parecer nadie sabe. No hay autoridad que meta en cintura al humo, que lo encadene a la tierra, menos a la mano silenciosa. 
 
La quema de soca alrededor de la ciudad nos taladra el cuerpo y no sabemos defendernos.
 
 
Twitter @EliudVelazquez 
Facebook Eliud Velázquez Barba
Correo calamarespejo@hotmail.com 
Otras Noticias
Estado
MÁS LEÍDAS
Prevé Cobaes captar 13 mil nuevos alumnos para ciclo 2018-2019
Prevé Cobaes captar 13 mil nuevos alumnos para ciclo 2018-2019
Benefician jóvenes de “Contecho” a familias de la Ferrusquilla
Pueblos aledaños a Huites más tranquilos al descartarse riesgo
Minera Río Tinto asegura que jales no son nocivos a la salud
SAS e ISIC cierran Temporada Primavera
Choix, pueblo señorial de fuerza y ricas tradiciones
Arruinan heces fecales de perros lo ‘bonito’ de Mazatlán
Tomará APF secundaria que fue saqueada por delincuentes
Ve PAN abuso de poder contra Higuera en caso tiburonario
Mendelex, al servicio de tu salud
Descarga la APP de Línea Directa en tu MOVIL
TWITTER