ACCESO
Por favor teclee su usuario y contraseña para acceder a las funcionalidades extras, así como personalizar la suscripció al boletín de lineadirectaportal.com
No soy usuario, deseo registrarme.
17, Junio 2018


CONTACTO   
HEMEROTECA   
COLUMNAS
TIEMPO DE OPINION
Eric, la ley y la justicia
21, Mayo 2018
Otras columnas del autor
Más columnas del autor...

La aplicación estricta de lo que establecen nuestras leyes, con cierta regularidad desemboca en consecuencias injustas. Si a esta realidad sumamos el hecho de que también con frecuencia las leyes se tuercen por dinero para dar la razón a quienes no la tienen, debemos entender que son muchas las injusticias que se cometen en contra de quienes por pobreza o ignorancia son los segmentos más vulnerables de nuestra sociedad.

 
De alguna forma un ejemplo de este comportamiento de ha registrado en el proceso legal que concluyó con el desalojo hace unos días de la señora Sofía, una madre de 82 años, y su hijo Eric, de 47 y con síndrome de Down.
 
De ninguna manera Eric y su madre son usurpadores, delincuentes o vivales que pretenden adueñarse de algo que no les pertenece, sino víctimas de un sistema por demás injusto. No lo ha guiado la ambición, pero si la necesidad y su situación de pobreza, posiblemente acentuadas por el desconocimiento de lo que legalmente debieron hacer en su oportunidad para gozar de certeza en la posesión, que la tuvieron en su momento.
 
Ni tan siquiera son sostenidos por el Estado, pues pese a su edad la señora todavía trabaja para sobrevivir.
 
El proceso legal, la aplicación estricta de la ley con toda frialdad, está concluido y se ha determinado que ambos deben dejar la casa que por casi medio siglo ocuparon, pero que legalmente no les pertenece.
 
Ni tan siquiera aquí se tiene alguna sospecha de que la parte demandante haya necesitado torcer las leyes para alcanzar un fallo a su favor. No parece haber sido el caso. Simple y llanamente lo que se hizo fue hacer respetar el estado de derecho.
 
El hecho es que ese fallo apegado a derecho no arroja una resolución justa, porque el veredicto tampoco implica un trato apegado a la dignidad de las personas involucradas.
 
El caso de Eric y su madre ha impactado en la sociedad guasavense por sus características dramáticas, generando un importante movimiento de solidaridad.
 
Ese apoyo incondicional impidió incluso que en primera instancia se pudiera ejecutar la orden de desalojo ordenada por una autoridad judicial, con todas las implicaciones legales que pudieron generarse, lo que posteriormente se concretó.
 
Surgió un movimiento espontáneo que pretende materializar esa solidaridad en recursos económicos que permitan a Eric y a su madre adquirir la propiedad de la que fueron desalojados, u otra.
 
La recaudación está en marcha, y ahora hay una postura más flexible de la propietaria de la vivienda en torno a la posible venta del inmueble en disputa.
 
En todo este asunto se me viene a la mente la máxima de algún pensador e incluida en los manuales de los abogados: “Tu deber es luchar y aplicar el derecho, pero cuando el derecho y la justica entren en conflicto, el deber primario es luchar por la justicia”.
 
FACEBOOK Enrique Gutiérrez  
 
CORREO egutierrez@rsn.com.mx
 
TWITTER @ENRIQUEGUTIERR 
Otras Noticias
Estado
MÁS LEÍDAS
Pueblos aledaños a Huites más tranquilos al descartarse riesgo
Pueblos aledaños a Huites más tranquilos al descartarse riesgo
Minera Río Tinto asegura que jales no son nocivos a la salud
SAS e ISIC cierran Temporada Primavera
Choix, pueblo señorial de fuerza y ricas tradiciones
Arruinan heces fecales de perros lo ‘bonito’ de Mazatlán
Tomará APF secundaria que fue saqueada por delincuentes
Ve PAN abuso de poder contra Higuera en caso tiburonario
Mendelex, al servicio de tu salud
Mónica, una estudiante por convicción y no por obligación
Creyó estar embarazada a los 70; era un tumor
Descarga la APP de Línea Directa en tu MOVIL
TWITTER