ACCESO
Por favor teclee su usuario y contraseña para acceder a las funcionalidades extras, así como personalizar la suscripció al boletín de lineadirectaportal.com
No soy usuario, deseo registrarme.
17, Octubre 2018


Línea Directa Portal
CONTACTO   
HEMEROTECA   
COLUMNAS
TIEMPO DE OPINION
Otra vez la basura
30, Abril 2018
Otras columnas del autor
Más columnas del autor...

En la decisión de concesionar los servicios públicos a empresas privadas, hay un tácito reconocimiento de incapacidad de parte del gobierno que lo hace, para cumplir con una de las obligaciones elementales que tiene ante los ciudadanos: la de administrar sus impuestos para pagar precisamente para que se le presten esos servicios.

 
Pero más allá del sobrentendido reconocimiento, el transferir esa responsabilidad de la autoridad hacia una empresa privada puede tener algunas explicaciones razonables, que bien pudieran justificar parte de esas decisiones. El asunto es que una empresa privada tiene su razón de ser en la búsqueda de ganancia económica, y está claro que con la basura en Guasave la obtiene, de tal manera que los ciudadanos pagamos más de lo que cuesta el servicio. Eso es entendible.
 
Entones, el problema radica más en el desorden, la falta de transparencia y sospechosas transacciones entre quienes entregan la concesión y quienes la reciben.
 
A la par con este tipo de prácticas, es evidente que han crecido las complicidades de funcionarios de gobierno con representantes de esas empresas, que entregan dádivas primero para obtener los contratos, luego por un buen acuerdo económico y después para prestar el servicio concesionado por debajo de las normas de calidad establecidos y así reducir costos e incrementar sus utilidades.
 
Millones de pesos han pagado no pocas empresas en aras de asegurar una concesión, dinero que se reparte entre quienes al final son los encargados de tomar las decisiones, y lo han hecho casi públicamente.
 
En el caso de Guasave, hay una cadena de acontecimientos que se han registrado a lo largo de más de 16 años de que se otorgó la concesión de la recolección de la basura a la empresa PASA, que hacen sospechar hay mucha suciedad en el manejo de este asunto.
 
La concesión por 15 años se firmó en 2001 con Armando Leyson Castro como presidente municipal de Guasave por primera ocasión. Raúl Inzunza Dagnino, Domingo Ramírez, Jesús Burgos y Ramón Barajas tuvieron siempre problemas con la empresa.
 
Ha sido una larga historia de chantajes de parte de la empresa, sin descartar la irresponsabilidad que pudo haber tenido cada administración, pues el recurso para pagar a PASA es algo asignado previamente cada año en el presupuesto de egresos correspondiente.
 
A semanas de que concluyera el gobierno de Armando Leyson en su segunda administración, en 2016, concesionó de nuevo a PASA el servicio, cuyo periodo vencía el último día de 2016 luego de 15 años, pero pese al argumento de las autoridades municipales en el sentido de que la asignación había sido limpia, los inconformes con la medida lograron su anulación.
 
Hay que decir que a lo largo de este tiempo en que la empresa PASA ha tenido en sus manos la recolección de la basura la relación ha sido de desencuentros con los gobiernos municipales, con múltiples suspensiones en el servicio, amenazas mutuas, reconciliaciones y cuando menos tres renegociaciones de ampliación de la cobertura con sus respectivos incrementos en el costo, alcanzando el 100 porciento del territorio.
 
Tras la caída de la sospechosa concesión de diciembre de 2016, se logró una prórroga de parte de PASA por seis meses, que a su vez se extendió para finalmente tomar la decisión en positivo ya en el gobierno de Diana Armenta, bajo algunas modificaciones al contrato que se dijo permitirían a la autoridad exigir un servicio de calidad.
 
Porque ya ha sido mucho el daño que se ha hecho a Guasave con decisiones de gobierno tramposas, licitaciones a modo que se traducen en jugosos negocios entre políticos y empresarios, lo que genera obras de pésima calidad que se derrumban en poco tiempo o tener peores servicios públicos, pero todo cobrado como si lo hicieran cumpliendo con las más rigurosas normas de calidad, debe haber orden.
 
Hoy se cierne de nuevo la amenaza de que Guasave quede sin ese importante servicio, como ha sucedido periódicamente, debido a que se propició un abusivo rezago en el pago a la empresa. Se deben buscar los mecanismos para generar confianza en el manejo de este manoseado asunto. 
 
FACEBOOK Enrique Gutiérrez  
 
TWITTER @ENRIQUEGUTIERR
 
CORREO egutierrez@rsn.com.mx
Otras Noticias
Estado
MÁS LEÍDAS
Mira lo que hace este hombre luego de alimentar a los perritos
Mira lo que hace este hombre luego de alimentar a los perritos
Mira lo que hace este hombre luego de alimentar a los perritos
Indigna entrega de colchones en mal estado en Sinaloa
Espectacular inauguración en el nuevo Teodoro Mariscal
Inició la fiesta de la LMP en Culiacán
Olas arrastran a turistas en Arco de Cabo San Lucas
Se caen a pedazos techos de marquesinas de primaria
En Viñedos, del agua apestosa, salen gusanos con cola
Llega pantalla del TM: el estadio, al 90 por ciento; estará listo
¿Conoces las características de los nuevos billetes de 500 pesos?
Así luce el Emilio Ibarra a días de la inauguración
Logo Línea Directa
Descarga la APP de Línea Directa en tu MOVIL
Logo iPhone
Logo iPad
Logo Android
TWITTER