ACCESO
Por favor teclee su usuario y contraseña para acceder a las funcionalidades extras, así como personalizar la suscripció al boletín de lineadirectaportal.com
No soy usuario, deseo registrarme.
16, Agosto 2018


Línea Directa Portal
CONTACTO   
HEMEROTECA   
COLUMNAS
TIEMPO DE OPINION
Fuero e impunidad
20, Abril 2018
Otras columnas del autor
Más columnas del autor...

Que bien por la decisión en la cámara de diputado de eliminar el fuero constitucional para el presidente de la república y funcionarios de todos los niveles. La unanimidad en la dirección del voto emitido muestra el temor de todas las fuerzas políticas de sustraerse a una demanda que por décadas ha planteado la sociedad mexicana.

No asumen esa postura por responsabilidad, compromiso social o convencimiento, sino empujados por la irritación social y temerosos de que una negativa de esa naturaleza se la cobren los ciudadanos en las urnas.

Como sea, bienvenida la abrogación de esa prerrogativa de la que tanto han abusado, sin que nadie se adjudique la paternidad de la iniciativa, que al fin y al cabo el dictamen es la suma de muchas iniciativas que se habían metido desde hace años.

Claro que la decisión conlleva sus riesgos, principalmente para los legisladores. Aunque esa inmunidad para funcionarios tiene su razón de ser, en los hechos en México no ha funcionado bien, la prostituyeron y abusaron de ella.

Esta enmienda constitucional, que tendrá que ir al Senado de la República y luego aprobada por cuando menos 17 legislaturas estatales, cancela la inmunidad procesal del presidente de la república, los secretarios de estado, gobernadores, diputados, senadores, ministros, magistrados, legisladores locales, alcaldes y regidores.

Claro que esto es muy relevante, y responde a ese reclamo añejo de la sociedad, pero en los hechos el fuero es una prerrogativa que está debidamente acotada por la propia Constitución, de tal manera que están establecidas las causas y los procedimientos para retirarla y que los funcionarios puedan ser juzgados.

Así se ha hecho cuando les ha convenido, con razón o sin ella. Casos relativamente recientes muy sonados son los de Andrés Manuel López Obrador como jefe de gobierno del Distrito Federal en 2005 y el de la diputada sinaloense Lucero Guadalupe Sánchez López en 2016.

En las actuales condiciones, aún sin esta reforma, es posible retirar esta protección a quien desde el gobierno haya violentado la ley, pero esto es cuestión de voluntad, de decencia y de compromiso de servicio de quienes están obligados a hacerlo. Y eso es lo que ha faltado.

Sin embargo, la eliminación del fuero es bienvenida si también se simplifica el proceso para someter a juicio a un mal funcionario y se impide que pueda recibir la cómplice protección en la instancia donde se busque retirarle esa prerrogativa.

Pero creo que lo más importante de todo es acabar también con la impunidad, de los gobernantes, sí, pero también de los malhechores que no despachan en oficinas de gobierno. Sin tener fuero oficial, muchos delincuentes de cuello blanco han realizado grandes robos sin recibir castigo alguno, porque reciben la deliberada protección de las instituciones encargadas de procurar e impartir justicia.

Si han dado un paso para acabar con la inmunidad de funcionarios que cometan un delito, desde el presidente de la república, que busquen también cómo terminar con la impunidad de quienes delinquen con la certeza de que no recibirán castigo alguno, lo hagan desde dentro o fuera del gobierno.

FACEBOOK Enrique Gutiérrez
TWITTER @ENRIQUEGUTIERR
CORREO egutierrez@rsn.com.mx

Otras Noticias
Estado
MÁS LEÍDAS
Logo Línea Directa
Descarga la APP de Línea Directa en tu MOVIL
Logo iPhone
Logo iPad
Logo Android
TWITTER