ACCESO
Por favor teclee su usuario y contraseña para acceder a las funcionalidades extras, así como personalizar la suscripció al boletín de lineadirectaportal.com
No soy usuario, deseo registrarme.
22, Junio 2018


CONTACTO   
HEMEROTECA   
COLUMNAS
TIEMPO DE OPINION
Otra cruz para Roberto
12, Abril 2018
Otras columnas del autor
Más columnas del autor...

Aunque su anuncio de no respaldar a los candidatos panistas y sí a los de otra fuerza política no es de ninguna manera congruente, aunque él así lo pregone, la reacción del diputado Roberto Cruz Castro no desentona con el movimiento de políticos de un partido a otro que ha caracterizado los últimos tiempos.

Partido y político se parecen mucho. Hay en el vertiginoso ascenso de “El Güero” Cruz en el quehacer público sinaloense y el Partido Acción Nacional (PAN) en la última década una especie de vidas paralelas.

Desde el crecimiento, la cúspide, el desencanto y el desmoronamiento de ambos en pocos años, pasando por desencuentros, reniegos y chantajes. Hoy los dos pagan las consecuencias de lo que han hecho.

Uno encumbrado como asesor del gobernador y secretario estatal, expulsado y luego revivido como protagonista en el poder legislativo, hoy se ve errático. Y su partido, de la euforia del triunfo y la cruda de la frustración por la actuación del personaje empoderado, al ridículo de la miseria de votos obtenida.

En ambos, la explicación de la debacle pasa por la debilidad de las lealtades, las desbocadas ambiciones y la ausencia de convicciones, propias de una nueva generación de políticos de posturas acomodaticias de acuerdo a las circunstancias.

En cuanto al diputado que hoy abandona a los panistas para ir a otros proyectos, pero sin renunciar al partido, dice, aunque faltaría ver si le aplican los estatutos panistas, nada diferente a lo que han hecho muchos otros está haciendo. Y está en todo su derecho, aún con el costo que eso signifique para su imagen. Un tipo inteligente como él, seguramente ya lo ha valorado.

Pero cuidado. Si ayer se fue hablando sin consideración de quien fue su jefe político y le dio cobijo, lanzándole insultos y toda clase de acusaciones, y hoy deja el proyecto panista acusando de corruptos a varios compañeros de su partido, de pasadita al candidato presidencial Ricardo Anaya de quien dice duda de su honestidad, seguro mañana podría hacerlo con quienes ahora lo estarían abriendo las puertas.

Con todas sus posturas no puede venderse como un político que genere confianza.  

Pareciera que “El Güero” Cruz pierde en todos los frentes de batalla que abrió. Y que no fueron pocos. Él sabrá lo que busca, que a fin de cuentas es su propio estratega. La cruz que se ha colocado no es poca cosa.

Nunca le dieron lo que él creía merecer. Finalmente, aunque se sentía Dios, Cruz Castro seguro ya se dio cuenta que es humano. Que sus heridas sí sangran y se nota que le duelen. Sus acciones así lo exhiben.

FACEBOOK Enrique Gutiérrez
TWITTER @ENRIQUEGUTIERR
CORREO egutierrez@rsn.com.mx

Otras Noticias
Estado
MÁS LEÍDAS
Prevé Cobaes captar 13 mil nuevos alumnos para ciclo 2018-2019
Prevé Cobaes captar 13 mil nuevos alumnos para ciclo 2018-2019
Benefician jóvenes de “Contecho” a familias de la Ferrusquilla
Pueblos aledaños a Huites más tranquilos al descartarse riesgo
Minera Río Tinto asegura que jales no son nocivos a la salud
SAS e ISIC cierran Temporada Primavera
Choix, pueblo señorial de fuerza y ricas tradiciones
Arruinan heces fecales de perros lo ‘bonito’ de Mazatlán
Tomará APF secundaria que fue saqueada por delincuentes
Ve PAN abuso de poder contra Higuera en caso tiburonario
Mendelex, al servicio de tu salud
Descarga la APP de Línea Directa en tu MOVIL
TWITTER