ACCESO
Por favor teclee su usuario y contraseña para acceder a las funcionalidades extras, así como personalizar la suscripció al boletín de lineadirectaportal.com
No soy usuario, deseo registrarme.
21, Abril 2018


CONTACTO   
HEMEROTECA   
COLUMNAS
TIEMPO DE OPINION
Un PAN que no llena
15, Marzo 2018
Otras columnas del autor
Más columnas del autor...

La severa crisis por la que atraviesa el Partido Acción Nacional (PAN) en Sinaloa, no empezó hace unas semanas, solo reventó en pus ante los excesos y la desmedida ambición de las cúpulas en el reparto de las posiciones políticas y del desprecio manifiesto de éstas a los derechos de la auténtica militancia.

En 2010, al ganar la gubernatura de Sinaloa en alianza con otros partidos y con un candidato priista, empezó la debacle que hoy alcanza niveles de escándalo. Ganando por primera vez, perdieron como nunca.

La pérdida ha sido tanto cualitativa y como cuantitativa. En cuanto a lo primero, prominentes miembros de la clase política panista han hecho propias, y hasta mejorado, las más criticadas y aberrantes prácticas de los priistas como el vil dedazo, el nepotismo y el agandalle de candidaturas para sus esposas, hijos e incondicionales o el regalo de las mismas a externos bajo muy sospechosas formas, marginando a militantes con sobrados y probados méritos.

Y no son meras especulaciones o interpretaciones. Hace unas semanas se dio de parte de quienes toman las decisiones en el PAN estatal, la entrega de la candidatura a la alcaldía de Salvador Alvarado a una priista plenamente identificada con el grupo priista de Gerardo Vargas Landeros. La señora bajo presión finalmente desistió y retiró su aspiración.

Más. Regalaron la candidatura a la diputación federal por el Distrito 04 a una legisladora local que hasta hace unas semanas pertenecía al grupo parlamentario del PRI, sin explicación alguna y pese a tener para esa posición figuras propias relevantes.

Hicieron a un lado de golpe los elementales puntos de la doctrina panista, valores y principios que fueron orgullo por décadas de la militancia, y ahí están las consecuencias.

En lo segundo, las estadísticas al panismo sinaloense le resultan demoledoras. En la elección local de 2010, encabezando la alianza con otros partidos, el PAN obtuvo 537 mil 965 votos, el 48.88 porciento de la votación, ganó la gubernatura, 9 alcaldías y 9 diputaciones locales por mayoría relativa.
Sin embargo tres años después, en 2013, también en coalición, obtuvo 303 mil 135 sufragios, el 33.15 porciento de la votación estatal, lo que le alcanzó solo para ganar tres diputaciones de mayoría relativa y tres presidencias municipales.
En la elección local de 2016 vino el caos y el pago de facturas por los errores cometidos. El PAN logró 181 mil 376 sufragios, el 17.84 porciento de la votación, para ganar solo en dos distritos y dos alcaldías, con el agravante de que fue desplazado de la segunda posición que tradicionalmente había tenido en Sinaloa, siendo enviado a la tercera fuerza por el Partido Sinaloense (PAS).

Esté PAN sinaloense, con estas decisiones y estos resultados, seguro que poco le sirve al proyecto nacional del partido. ¿A quién le sirve? A quienes lo están usufructuando localmente de esta manera.

FACEBOOK Enrique Gutiérrez
TWITTER @ENRIQUEGUTIERR
CORREO egutierrez@rsn.com.mx

Otras Noticias
Estado
MÁS LEÍDAS
Sinaloa en los ojos del mundo
Sinaloa en los ojos del mundo
Cientos disfrutan de primer día del mirador de cristal
Reportan “sitiado” El Tamarindo por gente armada
Estará el Tianguis Turístico lleno de color
Elaboran jabones y usan el amor como perfume
Ponen toda la ‘carne al asador’ para el Tianguis Turístico 2018
Vive una cuesta cargada de aventura en Mazatlán
Correr para ayudar
Mazatlán ruge con todo en magno desfile de Semana de la Moto
El Tri hace suya la Semana de la Moto
Descarga la APP de Línea Directa en tu MOVIL
TWITTER