ACCESO
Por favor teclee su usuario y contraseña para acceder a las funcionalidades extras, así como personalizar la suscripció al boletín de lineadirectaportal.com
No soy usuario, deseo registrarme.
17, Octubre 2018


Línea Directa Portal
CONTACTO   
HEMEROTECA   
COLUMNAS
FILOSOFIA DE CANTINA
El viejo cantante de trova
15, Febrero 2018
Otras columnas del autor
Más columnas del autor...

Me sorprendió el sonido del teléfono. Eran cerca de las 3:45 de la tarde y la soledad de la cabina de radio hizo crecer el eco del aparato. Sin mediar con mi consciente levanté el artefacto para contestar y saber quién, a esta hora, se comunicaba a una estación de radio cultural, en un programa de Trova y Canción de protesta perdido en el cuadrante infestado de estaciones juveniles.

En ese instante la voz aguardentosa, sutil y pegajosa del cantante cubano Noel Nicola decía: Afuera comentan la televisión, afuera el sindicato discute una ley, afuera la patria está por reventar, afuera me están llamando, y voy. … Del otro lado del teléfono, una masculina y senil voz se mostró amable con mi persona y depósito en mis oídos un débil pero sincero ¡Gracias!

Sorprendido, no sabía qué contestar. Una pequeña sonrisa, temerosa, también algo nerviosa se dibujó en mi rostro y dejé escapar un pequeño bufido. Creo que mi interlocutor no logró darse cuenta de tanto nerviosismo, no sé si supo de ese temor, ese pequeño miedo que nos invade al momento de recibir un “gracias” que no sabes por qué retumba.

Dijo que su nombre era Manuel y el “gracias” que me había conferido tenía que ver con las canciones que ese día yo había sonado en la estación de radio. Autores como Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Alí Primera, Daniel Viglietti, Jorge Cafrune, Joan Manuel Serrat entre otros habían desfilado por la frecuencia ese día.

El hombre de avanzada edad (creo que dijo tener 80 años) me comentó que su felicidad era inmensa, ya que al escuchar a los autores antes mencionados se remontó a sus años de madurez, donde la canción de protesta era una suerte de verdad y de contestación a todas las injusticias, que no solamente en México se cometían, sino en Latinoamérica. Una suerte de recordatorio de que el pasado es el presente. Y que lo que se cantó hace 30 o 40 años, todavía en la actualidad, tiene vigencia. Con otros actores, otros políticos, otras primicias, otras injusticias, pero con el mismo dolor. Un sentimiento que viaja sobre el tiempo. Un tiempo que se vuelve trizas con cada reprimenda.

En ese instante alcancé a escuchar que Silvio Rodríguez cantaba: Será que la necedad parió conmigo, la necedad de lo que hoy resulta necio: la necedad de asumir al enemigo, la necedad de vivir sin tener precio. Y la senil voz cesó. Colgó su teléfono. Me dejó pensando.

Yo no supe qué decir para tratar de cerrar este círculo en el que me sentía atrapado. Un poco acongojado dejé que Pablo Milanés me recordara: La historia lleva su carro y a muchos nos montará. Por encima pasará de aquel que quiera negarlo


Twitter @EliudVelazquez
Facebook Eliud Velázquez Barba
Correo calamarespejo@hotmail.com

 

Otras Noticias
Estado
MÁS LEÍDAS
Logo Línea Directa
Descarga la APP de Línea Directa en tu MOVIL
Logo iPhone
Logo iPad
Logo Android
TWITTER