ACCESO
Por favor teclee su usuario y contraseña para acceder a las funcionalidades extras, así como personalizar la suscripció al boletín de lineadirectaportal.com
No soy usuario, deseo registrarme.
21, Junio 2018


CONTACTO   
HEMEROTECA   
COLUMNAS
TIEMPO DE OPINION
2018 viene complicado
27, Diciembre 2017
Otras columnas del autor
Más columnas del autor...

No quisiera ser pesimista, pero no hay muchas cosas para estar optimistas en cuanto a las expectativas para 2018. Nada para la euforia, o cuando menos para tener una mayor dosis de confianza.

La situación parece grave, y lo peor es que no se observa nada que nos indique que esto será pasajero, que se trate de solo un periodo de sacrificio que al final permitirá el arribo a condiciones de mayor bienestar para todos los mexicanos.

No hay indicios de que nuestra clase política entienda las circunstancias que vive el país ahora y las que enfrentará el año que próximo, o de que cuenta con una estrategia inteligente para reducir riesgos de catástrofes mayores. Y si lo entiende no lo deja claro, por temor, conveniencia o estrategia.

El tipo de cambio, las negociaciones en torno al Tratado de Libre Comercio, los arrebatos inesperados del presidente Trump que siempre le pegan a la economía mexicana de una u otra forma, todo aderezado con el asunto electoral que se debe resolver el próximo año en un ambiente de crispación, la corrupción gubernamental imparable y hasta intolerancia, aumentan nuestros miedos.

Y por si faltara algo en este coctel, ahí está la galopante inseguridad, apenas saliendo del año más violento en décadas.

La inmensa mayoría de los mexicanos no entendemos de cuestiones de economía, pero lo poco que sabemos sí nos alcanza para entender que con lo que están haciendo desde el gobierno, en nuestras mesas habrá un pan o una tortilla menos, y que para muchas familias en muchas ocasiones no alcanzará ni para tener un solo pan o una sola tortilla.

Tampoco entendemos mucho de política, pero lo que conocemos si es suficiente como para indignarnos por los insultantes privilegios de nuestra clase dirigente en medio de las más grandes carencias de la población.

Y lo peor, que pese a las atrocidades que han hecho, y ante el negro panorama que observamos, no vemos una señal que nos indique que quieren hacer las cosas de manera diferente, y quienes pretenden entrar al quite parece que los impulsa el odio y es lo que siembran, pretendiendo presentarse como la solución de todo, pero confrontando a la sociedad a la que no dejan espacio para disentir. O piensas igual que ellos, o eres un traidor a la patria, miembro de la mafia del poder o un mercenario al servicio del sistema.

Desde hace años nos han llevado a un permanente sacrificio, mientras muchos de esa clase gobernante amasan en sus cargos fabulosas fortunas mal habidas, inimaginables de conseguir con los ingresos declarados por la responsabilidad que desempeñan, y lo pueden hacer con toda impunidad. Y no es cuestión de colores o ideologías. Están en todo el espectro ideológico y partidista.

Cómo no espantarnos, si en escenarios de menor turbulencia y mayor certeza de la economía no han sido capaces de brindarnos condiciones de justicia social, igualdad, seguridad, acceso a la salud y mejor educación, menos podrán ahora en las condiciones que se avizoran.

Hay muchos más motivos para el enojo colectivo que para el optimismo sobre 2018, que obligan a prepararnos para tiempos aún más difíciles.

En medio de todo este ambiente yo espero que los mexicanos podamos cumplir de manera responsable y en paz con el gran compromiso electoral que tenemos para el año próximo. Si no nos damos esa oportunidad, con actores políticos sensatos que llamen a la cordura a sus seguidores, los problemas de los mexicanos serán mucho más serios.

FACEBOOK Enrique Gutiérrez
TWITTER @ENRIQUEGUTIERR
CORREO egutierrez@rsn.com.mx

Otras Noticias
Estado
MÁS LEÍDAS
Descarga la APP de Línea Directa en tu MOVIL
TWITTER