ACCESO
Por favor teclee su usuario y contraseña para acceder a las funcionalidades extras, así como personalizar la suscripció al boletín de lineadirectaportal.com
No soy usuario, deseo registrarme.
15, Diciembre 2017


CONTACTO   
HEMEROTECA   
COLUMNAS
EN DEFENSA DE LA POLITICA
Los avisos del régimen
23, Noviembre 2017
Otras columnas del autor
Más columnas del autor...
Hay avisos en la historia del sistema político mexicano en donde quien manda le dice a quien mandó que se haga a un lado.
 
Hay casos en que la ley es un instrumento de la política, en donde el mandante ejerce el mazo de su autoridad y lo deja caer de golpe partiendo en dos a los que no lo dejan mandar.
 
El mando es así… cuando no le permites su curso, cuando no lo dejas ser el mando prevalece a través de la fuerza de la ley o la fuerza que te da el manejar las riendas del poder.
 
Siendo Presidente el General Lázaro Cárdenas, tres Generales se le apersonaron en la madrugada en el rancho Santa Bárbara al Caudillo Plutarco Elías Calles, le avisaron que se tenía que ir, el viejo profesor y estratega se negó y uno de los mandos se le paró de frente y le hizo ver que el poder ya no lo tenía él. Un humilde general con su aplomo, le hizo sentir al jefe máximo de la revolución que ya no lo era.
 
Calles entendió pidió hacer unas llamadas y horas después aterrizaba en Texas, exiliado, denostado y ya no era el mismo. Nunca volvió a ser igual. 
 
Joaquín Hernández Galicia, líder del poderosísimo sindicato petrolero durante cuatro décadas, enfrentó al Presidente Carlos Salinas: el resultado, ya lo conocemos, un grupo de policías y militares entraron a una de su propiedad donde Hernández Galicia se encontraba y lo mandaron preso. El poderosísimo líder, dueño de vida, haciendas y gasoductos, un día amaneció tras la rejilla de prácticas.
 
En ese mismo tiempo, el poderoso líder Carlos Jonguitud Barrios, líder del SNTE, ya le habían mandado decir que se hiciera a un lado, que se quitara, accedió, hizo el Congreso y al llegar el Presidente desde el Aeropuerto al lugar de la Asamblea las vallas de maestros gritaban ¡Jonguitud, Jonguitud!
 
Poco tiempo después, Jonguitud, daba ordenes vía walkie talkie a una asamblea de lideres estatales del SNTE para que aprobaran a la maestra Elba Esther, dicha asamblea magisterial estaba tomada por militares que parecían del Estado Mayor Presidencial.
 
Fue en las escalinatas de Gobernación cuando a Jonguitud le dijeron que era Elba Esther su sucesora y nada más una lágrima le corrió.
 
A Don Fernando Gutiérrez Barrios, el policía del sistema, lo secuestraron, lo liberaron después, al tiempo, fue el árbitro de la contienda interna del PRI y posteriormente murió siendo Senador de la República.
 
En estos cuatro casos, donde el Sistema avisó el clásico “Quítate que ahí te voy”, en los tres primeros hubo errores de cálculo y Don Plutarco, Jonguitud y La Quina, no midieron, se sintieron fuertes en respaldo económico, político y social, el “Sistema” los tomó con el índice y el pulgar y los hizo a un lado.
 
Don Fernando se cuece aparte. El viejo guardián del sistema entendió y se hizo a un lado, después le dieron una salida muy digna.
 
En la disputa por el poder quien se va cree que lo sabe todo y quien se queda cree que lo puede todo.
 
Cárdenas supo moldear su gobierno y sobrepasó al caudillo, Salinas quitó a Jonguitud y a La Quina, pero su propio equipo y su propia esencia no le permitieron terminar su gobierno en buen puerto.
 
Los que perdieron ya no fueron los mismos y los verdugos tampoco, uno fue amado y respetado, y el otro salió huyendo del país, al parecer la diferencia es la intención.
 
La intención al reclamar su espacio. Uno lo hizo de manera justa, Cárdenas tenía que quitar al Caudillo por que ya el viejo sonorense estorbaba y se burlaba del “Trompudo”, así le decían en la jerga militar al Tata Lázaro.
 
En cambio Salinas, fue el odio, el odio el que lo hizo encender la maquinita de la venganza.
 
Dentro del sistema político mexicano, la ley siempre se aplica, con justicia o con odio, el resultado de las consecuencias, como ya vimos es diferente. 
 
Siempre que se aplique la ley, hay que revisar si es justicia disfrazada de odio u odio disfrazado de justicia… la primera es justa sea como sea, la segunda es perversa. 
 
En este negocio de la política cada quien siembra lo que cosecha o como dicen los pescadores de La Reforma, en Angostura, con su oceánica sabiduría: 
 
“A nadie… le dan chingazos dioquis”.
Otras Noticias
Estado
MÁS LEÍDAS
Renuncia Nuño a la Secretaría de Educación
Renuncia Nuño a la Secretaría de Educación
Noviembre 2017
La Mejor y Grupo RSN regalan casa en Mazatlán
Octubre 2017
Regresa gobernador de Japón con inversión de Sumitomo
Una huella que dejar al mundo sobre la piel: Inked
¡Cuádruple empate en la cima de la LMP!
Inicia tercera gira estatal de golf TVP- Línea Directa
Dos blanqueadas consecutivas de Venados
Extra extra, ya era hora: al fin gana Yaquis
Descarga la APP de Línea Directa en tu MOVIL
TWITTER