ACCESO
Por favor teclee su usuario y contraseña para acceder a las funcionalidades extras, así como personalizar la suscripció al boletín de lineadirectaportal.com
No soy usuario, deseo registrarme.
20, Noviembre 2017


CONTACTO   
HEMEROTECA   
COLUMNAS
TIEMPO DE OPINION
Cuestión de confianza
01, Noviembre 2017
Otras columnas del autor
Más columnas del autor...

Lo que sucede en Guasave con el asunto del inicio de proceso de venta de una propiedad del ayuntamiento conocida como “La Toma de Agua”, que por muchos años fue ocupado por oficinas de la Junta Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Guasave (Jumapag), no es tanto la operación en sí, el hecho de que se desprendan de un bien público, sino la desconfianza, bien ganada por cierto, en todo lo que hace el gobierno.

Y es que muchas cosas turbias se han hecho con la enajenación de propiedades que fueron de la comuna, y que hoy aparecen en manos de particulares. Es cuestión de ver quiénes son los dueños de muchos terrenos antes del gobierno municipal.

Un vistazo a las dos importantes franjas de terrenos originalmente asignados al ayuntamiento de Guasave, una que parte desde el bulevar Benito Juárez en la Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe hasta el estadio “Francisco Carranza Limón”, y la otra desde el bulevar Romualdo Ruíz Payan en la Iglesia del Señor de Los Milagros hasta el lateral norte, basta para encontrar muchas dudas.

Todos esos terrenos deberían ser para escuelas, hospitales, y organismos diversos de servicio a la sociedad. No en todos los casos es así.

Sin embargo creo que si es inevitable la venta para cuando menos atenuar la situación de grave crisis que enfrenta el gobierno, se pueden buscar los mecanismos que generen confianza en los ciudadanos en todo el proceso.

Ya se han tenido controversias de este tipo en el pasado y se han resuelto satisfactoriamente, como es el caso de lo que fue el estadio “Eureka” donde está hoy una gran plaza comercial.

Pero se le debe explicar muy bien a los guasavenses todo el proceso, cómo se va a vender el espacio, a cuánto, a quién y para qué se va a usar el dinero que se obtenga.

Si fuera posible, además de los regidores del ayuntamiento, que de nombre son los representantes de la sociedad, pero que en los hechos eso deja mucho que desear, que miembros de organismos sociales y privados tuviera alguna participación en todo el procedimiento.

No se trata de cuestiones sentimentales, pero es necesario buscar los mecanismos que generen confianza en la operación, y sobre todo si el recurso de la venta va a servir para tapar hoyos financieros dejados por el permanente saqueo y malas decisiones de los pasados gobernantes, que se dé alguna garantía de que esto ya no va a pasar.

Además, que se asegure que la práctica de vender propiedades de la comuna no va a ser la estrategia única para ir tapando esos huecos, sino que el gobierno adoptará otras medidas de austeridad en sus gastos.

FACEBOOK Enrique Gutiérrez
TWITTER @ENRIQUEGUTIERR
CORREO egutierrez@rsn.com.mx

Otras Noticias
Estado
MÁS LEÍDAS
Descarga la APP de Línea Directa en tu MOVIL
TWITTER