ACCESO
Por favor teclee su usuario y contraseña para acceder a las funcionalidades extras, así como personalizar la suscripció al boletín de lineadirectaportal.com
No soy usuario, deseo registrarme.
13, Diciembre 2017


CONTACTO   
HEMEROTECA   
COLUMNAS
FILOSOFIA DE CANTINA
Un pequeño tic tac para el olvido
04, Octubre 2017
Otras columnas del autor
Más columnas del autor...

Mi voz parece un pequeño tic tac; imperceptible entre la maraña de sucesos televisados y los ruidos de las multitudes; mi voz entre la desgracia que todavía ronda los derrumbes y los edificios, entre la zozobra de quienes no encuentran a sus seres queridos: no se escucha aunque parezca un reloj haciéndole justicia al tiempo.

 
Hoy digo que lo demás es lo demás y nadie me presta sus oídos para dejar una semilla. Mi voz se derrumba y digo que no, no se debe olvidar el suceso, la puerta que abrió las venas calcinadas de este México que de nuevo se destroza entre la memoria y el olvido. Y grito ante un público casi ausente que Un 2 de octubre en Tlatelolco muchos murieron a causa de las balas. Y los presentes hacen mutis. Y casi el llanto me brota como un manantial.  
 
Hace un año escribí sobre el olvido que el 2 de octubre genera (Leer la columna del 5 de octubre del 2016 titulada 2-2 de octubre en este link: http://www.lineadirectaportal.com/columnas.php?id_columna=3185&autor=3) y si bien es cierto hay pequeñas humaredas a lo largo del camino que nos habla del suceso. Cada día es más débil el pulso de la consigna y de la protesta.  
 
Cada día con menor fuerza recordamos lo poco o lo mucho que sabemos de la matanza (impune) en la Plaza de las Tres Culturas. No con el ahínco de otros años donde la indignación se nos subía como un veneno a la garganta y nos aniquilaba, nos entumecía los brazos y las piernas. Una especia de ardor que nos hacía pararnos de los asientos para gritar la consigna de que nadie, en este país, debe morir a manos de la tiranía. Y que nos hacía escribir poesía (por lo menos a este servidor).
 
Y es de preocupar que nadie se ocupe en recordar (a excepción de la humareda que se levanta desde las pequeñas ceniza en distintas Universidades o los sobrevivientes al movimiento y a la represión) porque ni Ayotzinapa, ni Aguas Blancas, ni miles de personas desaparecidas o cualquier otro latrocinio debe suplantar la de 1968, porque todas llevan luto y cada una se debe llorar con la misma lágrima, pero en distinto tiempo. Si este país se dedicara a no olvidar las desgracias que nos han encomiado los poderosos, todos los días abría calles llenas de manifestantes y luchas nuevas que empezar; pero no, olvidar parece ser la detonante. 
 
Que sea este nuevo día de un 2 de octubre el inicio de las luchas que hemos olvidado. 2 de octubre que no se olvide o por lo menos que no fenezcan las pequeñas voces que parecen un reloj, casi yermo, con su tic tac como un ardor.
 
 
Twitter @EliudVelazquez
Facebook Eliud Velázquez Barba
Correo calamarespejo@hotmail.com 
Otras Noticias
Estado
MÁS LEÍDAS
Renuncia Nuño a la Secretaría de Educación
Renuncia Nuño a la Secretaría de Educación
Noviembre 2017
La Mejor y Grupo RSN regalan casa en Mazatlán
Octubre 2017
Regresa gobernador de Japón con inversión de Sumitomo
Una huella que dejar al mundo sobre la piel: Inked
¡Cuádruple empate en la cima de la LMP!
Inicia tercera gira estatal de golf TVP- Línea Directa
Dos blanqueadas consecutivas de Venados
Extra extra, ya era hora: al fin gana Yaquis
Descarga la APP de Línea Directa en tu MOVIL
TWITTER