ACCESO
Por favor teclee su usuario y contraseña para acceder a las funcionalidades extras, así como personalizar la suscripció al boletín de lineadirectaportal.com
No soy usuario, deseo registrarme.
23, Septiembre 2017


CONTACTO   
HEMEROTECA   
COLUMNAS
TIEMPO DE OPINION
Las aulas de la reforma
30, Agosto 2017
Otras columnas del autor
Más columnas del autor...

En solo una jornada informativa, estos son algunos de los encabezados de notas que aparecen en la página web de Línea Directa: “Padres de familia cierran la secundaria #99 en Guasave”, “Hacinados dos grupos en aula por falta de salones””, “Toman primaria de Villa de Ahome; exigen cableado”, “Toman clases bajo los árboles en secundaria de León Fonseca; no funcionan los aires acondicionados”.

Esa ha sido la constante al abrirse el ciclo escolar 2017-2018.

Y una nota del gobernador del estado, Quirino Ordaz Coppel, reconociendo que hay problemas serios para atender los rezagos que se tienen en materia de infraestructura educativa, tan graves, que es necesario que el sector privado se sume al rescate de esos recintos.

Reconoció el mandatario que el rezago es demasiado grande, que no se tienen los recursos suficientes para atenderlo. Eso es, efectivamente, muy serio.

Desde hace varios años el gobierno se ha desatendido del mantenimiento de la infraestructura educativa, dejando esa responsabilidad a los propios padres de familia, que mediante cuotas obligatorias disfrazadas de voluntarias han tenido que mantener de pie las escuelas. Y hay que decirlo, esta práctica favoreció que no pocos rapaces directivos de los planteles se embolsaran parte de esos recursos aportados por los padres.

Si los padres no se hubieran involucrado en el sostenimiento de los planteles a los que acuden sus hijos, el desastre en cuanto a condiciones de la infraestructura escolar sería signficativamente mayor y seguro que decenas y decenas de planteles hubieran colapsado.

Y a esta realidad no se llegó por escasez de recursos o desconocimiento de las autoridades en turno, sino por una criminal actitud de solapamiento de las mismas a las más atroces irregularidades que permitían la fuga de millonarios recursos que bien pudieron usarse en el mantenimiento de los planteles, antes que utilizarlos en el pago de malos profesores aviadores, comisionados y privilegiados con plazas y horas clase que nunca podrían cumplir.

Vergonzosamente, esas son las escuelas de la tan llevada y traída reforma educativa, con todas sus carencias, inapropiadas para desarrollar en ellas con efectividad el proceso enseñanza-aprendizaje y que llegan a representar hasta un riesgo para la integridad física y para la salud de los alumnos.

Y en medio de todo esto, muchos excelentes profesores que con entusiasmo tratan de reducir todas esas grandes carencias en la enseñanza de los estudiantes, pero muchos están en el límite de su esfuerszo.

Algo se tiene que hacer para terminar con esta farsa y poner orden en el sistema educativo, y lo primero que se tiene que hacer es reconocer la realidad del rezago, que alcanza los niveles de desastre.

FACEBOOK Enrique Gutiérrez
TWITTER @ENRIQUEGUTIERR
CORREO egutierrez@rsn.com.mx

Otras Noticias
Estado
MÁS LEÍDAS
Abren cortina de la Huites,...
Abren cortina de la...
Emoción y...
Liberan el estrés...
Momento en que la...
Nadaba en aguas de...
Nadaba en aguas de...
Julio 2017
"Agarré a mi hija y...
Confirman granizada...
'Brotan' nuevos...
Descarga la APP de Línea Directa en tu MOVIL
TWITTER