ACCESO
Por favor teclee su usuario y contraseña para acceder a las funcionalidades extras, así como personalizar la suscripció al boletín de lineadirectaportal.com
No soy usuario, deseo registrarme.
24, Noviembre 2017


CONTACTO   
HEMEROTECA   
COLUMNAS
FILOSOFIA DE CANTINA
La calle en ruinas
23, Agosto 2017
Otras columnas del autor
Más columnas del autor...

Él manejó por la calle sola y en ruinas e intentó girar su auto hacia la izquierda, por lo que parecía ser otra calle, pero no pudo; puedo ver se sobre el pavimento los fragores de la batalla y la destrucción reinaba sobre lo largo de la calle. Ahí, frente a sus ojos, un inmenso cráter detenía el desliz del motor; no lograría pasar por aquel tremendo socavón que iniciaba el descenso al centro de la tierra. Retrocedió e intentó, ahora, girar a la derecha y como si estuviera en un campo de minas, la calle también destruida, se alzaba al mediodía bajo un sol amenazante de 45 grados.

En la siguiente calle, ella, sorteó lo que parecía ser una ciudad bombardeada desde el cielo. Se enjugó la frente y una larga gota de sudor le resbaló por la cara. También retrocedió; creía estar en una película de guerra. Pero no, no era una película, ni un campo desecho por las minas de guerra; no era Kosovo, Libia.  No era el bombardeo nazi; no era el gueto más grande o cualquier país en guerra bajo la lluvia de bombas y minas que destruyen sus edificios. No: era una simple ciudad remendada bajo el yugo de los gobernantes. Una ciudad, que para embellecerla la tienen que destruir cada 3 años.

Si, esto es todos los años, todos los gobiernos, todos los trienios, todos los sexenios: ciudades destruidas por la mala planeación y la nula visión de quienes ostentan el poder. En la ciudad que habito se arreglan hoyos todos los días para tapar las podredumbres de los gobernantes antecesores del partido o color que sea. ¿Qué hace suponer a los gobiernos en turno que la obra pública ficticia, si la de remendar, la de tratar de tapar los hoyos, los cráteres o las grietas son lo más importante?, ¿Qué hace pensar a los gobernantes que dejar una obra inmensa, para que se transforme en un elefante blanco, les dé la perpetuidad en el poder?

Es cierto, existen rezagos: las calles están agrietadas. Se puede ver a simple vista, y las llantas de nuestros autos lo delatan, pero ¿tan grave es la situación cómo para casi dinamitar la ciudad y hacernos sufrir a los que manejamos o caminamos todos los días por la ciudad? ¿Y los departamentos de planeación y estrategia dónde están? ¿Cobran sin trabajar? ¿Existe una real estrategia para organizarse?

Lo han olvidado nuestros políticos. Si, creen que lo único que podrá hacerlo excelentes gestores son las obras públicas, las que se ven, las que se alzan. Lo han olvidado: la obra social cultural y educativa brilla por su ausencia en medio de las calles dinamitadas.

Podemos tener muy buenas, excelentes banquetas muy buenos, frescas plazas pero una sociedad carente de esperanzas.


Twitter @EliudVelazquez
Facebook Eliud Velázquez Barba
Correo calamarespejo@hotmail.com

 

DEG


 

Otras Noticias
Estado
MÁS LEÍDAS
La Mejor y Grupo RSN regalan casa en Mazatlán
La Mejor y Grupo RSN regalan casa en Mazatlán
Octubre 2017
Regresa gobernador de Japón con inversión de Sumitomo
Una huella que dejar al mundo sobre la piel: Inked
¡Cuádruple empate en la cima de la LMP!
Inicia tercera gira estatal de golf TVP- Línea Directa
Dos blanqueadas consecutivas de Venados
Extra extra, ya era hora: al fin gana Yaquis
Hermosillo liga tercer triunfo y es nuevo líder
Se acabaron los invictos en la LMP
Descarga la APP de Línea Directa en tu MOVIL
TWITTER