ACCESO
Por favor teclee su usuario y contraseña para acceder a las funcionalidades extras, así como personalizar la suscripció al boletín de lineadirectaportal.com
No soy usuario, deseo registrarme.
23, Junio 2018


CONTACTO   
HEMEROTECA   
COLUMNAS
EN DEFENSA DE LA POLITICA
La magia de los destapes
20, Agosto 2017
Otras columnas del autor
Más columnas del autor...

En el PRI volvieron los viejos juegos del futurismo, las viejas formas de adivinanza, de aprender a leer el lenguaje presidencial.

La asamblea pasada, donde en el PRI confeccionaron el carro alegórico de la línea, en boca de un respetable priísta: “Era un carnaval, donde todos llevaban sus mejores máscaras”, así jugando a la comparsa el partido se va a ir jugar su resto en el 2018.

Van a jugar a tercear la elección, a Morena lo van a partir en una guerra mediática de desprestigio, ganado o no, pero así va la jugada, en la izquierda van a poner a alguien que le haga espejo a López Obrador, en la derecha va a ir alguien que pueda ser una palanca y que no se caiga como Josefina en la presidencial del 2012 y en el Estado de México, de hace unos meses.  

Ante esa jugada el PRI va a ir por alguien que logre entender y mantenga las reformas, pero ¡Ojo! Alguien que también logre, pueda y quiera sostener los niveles de los pactos transexenales de los Atlacomulco. Quien garantice eso, garantiza la candidatura.  

Ahora bien, el PRI, tiene que jugar a asegurar su base política, las candidaturas irán de lo local a lo federal: Los candidatos a diputados federales, locales, alcaldías, senadurías y en algunas gubernaturas, tienen que escogerlos muy bien por que tienen que garantizar tapar al candidato presidencial con el manto de su popularidad.

La cobija de la popularidad local será el manto que va a tapar al candidato del PRI, ya no será como antes, donde al haber candidato presidencial los candidatos se tapaban con el manto mediático. Ahora será al revés.

¿Por qué? Por que el poder cambió.

Y están 4 precandidatos en el gabinete, que pareciera siguen en el juego… uno parece que se debilitó, pero aún sigue.

Y estos son, el colaborador, el amigo, el hijo y el abuelo.

El colaborador es Miguel Ángel Osorio Chong, poderoso Secretario de Gobernación; el amigo es el humilde Secretario de Hacienda, José Antonio Meade; el hijo es Aurelio Nuño, un desabrido yuppi; y el abuelo es el Dr. Narro, el Secretario de Salud.

¿A quien escogerá Peña Nieto? ¿Al colaborador? ¿Al amigo? ¿Al hijo? ¿Al abuelo?

Salinas no se decidió por su hermano, escogió al hijo… ¿Se lo mataron? Y después  tuvo que escoger al colaborador.

En el destape de Zedillo, escogió por el amigo, lo hizo perder para dejar pasar al socio trasnacional.

En política no hay sorpresas… hay sorprendidos y el destape se hereda… como en familia.

 

IC

Otras Noticias
Estado
MÁS LEÍDAS
Sinaloa festeja triunfo de México 2 - 1 a Corea del Sur
Sinaloa festeja triunfo de México 2 - 1 a Corea del Sur
Prevé Cobaes captar 13 mil nuevos alumnos para ciclo 2018-2019
Benefician jóvenes de “Contecho” a familias de la Ferrusquilla
Pueblos aledaños a Huites más tranquilos al descartarse riesgo
Minera Río Tinto asegura que jales no son nocivos a la salud
SAS e ISIC cierran Temporada Primavera
Choix, pueblo señorial de fuerza y ricas tradiciones
Arruinan heces fecales de perros lo ‘bonito’ de Mazatlán
Tomará APF secundaria que fue saqueada por delincuentes
Ve PAN abuso de poder contra Higuera en caso tiburonario
Descarga la APP de Línea Directa en tu MOVIL
TWITTER