ACCESO
Por favor teclee su usuario y contraseña para acceder a las funcionalidades extras, así como personalizar la suscripció al boletín de lineadirectaportal.com
No soy usuario, deseo registrarme.
22, Octubre 2018


Línea Directa Portal
CONTACTO   
HEMEROTECA   
COLUMNAS
MI PUNTO DE VISTA
Una pobre exhibición
14, Agosto 2017
Otras columnas del autor
Más columnas del autor...

¿Qué le pasó a Omar Chávez el viernes en Monterrey?. Después de haberlo visto vencer fácil y contundentemente a Ramón “Inocente” Alvarez tres meses atrás, muchos pensábamos que el hijo del gran campeón mexicano se había decidido por fin a sacar todo ese potencial que trae dentro y que ha sabido explotar sólo en contadas ocasiones. 


Roberto García no fue una amenaza solo como apodo, sino también sobre los hechos. El texano, por sus pocas referencias –haber peleado con Toño Margarito era su mejor logro- parecía una víctima fácil para el sinaloense quien subió al cuadrilátero todavía con mayor tonelaje, ese de kilo y medio que registró el día del pesaje más lo que acumuló en las horas siguientes. 


La actuación de Omar dejó mucho que desear. No tiró golpes, recibió mucho castigo y se vio como novato. Arriba del cuadrilátero no tuvo estrategia alguna, como si la indicación hubiese sido buscar un golpe de suerte solamente. Daba la impresión de haberse sobreentrenado, si es que realmente trabajó a fondo, o de que toda esa energía la dejó en la báscula, porque registró el límite de los 71 kilos en que se pactó el duelo. 


Chávez dio un paso atrás esa noche en la capital regiomontana. Las expectativas eran otras luego de verlo noquear al hermano del “Canelo” Alvarez, quien ni tarde ni perezoso escribió en su cuenta de twitter al día siguiente que “los golpes de suerte sí existen en el boxeo”, en alusión a que Omar lo había derrotado con un derechazo milagroso, y ha alzado mano clamando una revancha. 


Algo sucedió para que el estilo y conducta de Omar se transformara de un combate a otro. Parecía que se contagió del síndrome de su hermano Julio César, que tampoco tiró un golpe con intenciones de lastimar a Saúl en aquel pleito que todo México esperaba pero que terminó criticando de manera increíble a través de las redes sociales por la pobre exhibición que dio el ex campeón mundial mediano. Omar ha jurado levantarse y reivindicar su carrera, pero requiere de algo más que sus intenciones de destacar. Así no llegará a ninguna parte, y debe entender que su carrera, por su edad y la forma como trabaja para cada encuentro, está más cerca de un acelerado retiro que de la gloria. 


Los juicios y señalamientos que provocaron esas derrotas han afectado más al padre. Julio César sufrió en serio en ambas noches, no tanto por el castigo hacia sus hijos, sino por la poca capacidad de reacción. El sábado lo volvimos a ver sufriendo, herido y nada contento. Fue muy doloroso para él ver cómo su vástago no tenía recurso alguno para sacudirse de encima al oponente. Sintió impotencia. 


A la altura del quinto asalto Omar buscaba más un golpe de suerte que otra cosa, o bien una ayudadita del referee a quien volteaba a ver, acompañado de una sonrisa, reclamándole esos golpes ilícitos que el texano le conectó de manera insistente durante toda la contienda. 


Abajo había otra incertidumbre; pensaban que Omar sería favorecido por los jueces, quienes al término del cuarto asalto, de acuerdo a las reglas del CMB, anunciaron que el sinaloense estaba arriba en las tarjetas 39-38. ¡Por Dios, eso nunca fue una realidad!. 


En nuestras tarjetas vimos a Chávez ganar un asalto cuando mucho, y no fue precisamente ese round en el que el referee Frank Garza castigó a Roberto con un punto, porque pese a ello terminó empatándolo solamente. El juez más apegado a lo que sucedió en realidad fue Ernesto Saldívar, que entregó tarjetas de 97-92. Aun así, siento que le “robó” un episodio a la “Amenaza”. 


Omar tiene mucho qué mejorar si quiere cristalizar su sueño de ser campeón del mundo. Una vez lo dije, lo sostengo y lo repito; el chamaco tiene talento y potencial, sólo es cuestión de aplicarlo. Y para eso necesita de una sola cosa: más disciplina. 

Otras Noticias
Estado
MÁS LEÍDAS
‘Ese día mi casita se ahogó’
‘Ese día mi casita se ahogó’
‘Ese día mi casita se ahogó’
Mira lo que hace este hombre luego de alimentar a los perritos
Indigna entrega de colchones en mal estado en Sinaloa
Espectacular inauguración en el nuevo Teodoro Mariscal
Inició la fiesta de la LMP en Culiacán
Olas arrastran a turistas en Arco de Cabo San Lucas
Se caen a pedazos techos de marquesinas de primaria
En Viñedos, del agua apestosa, salen gusanos con cola
Llega pantalla del TM: el estadio, al 90 por ciento; estará listo
¿Conoces las características de los nuevos billetes de 500 pesos?
Logo Línea Directa
Descarga la APP de Línea Directa en tu MOVIL
Logo iPhone
Logo iPad
Logo Android
TWITTER