ACCESO
Por favor teclee su usuario y contraseña para acceder a las funcionalidades extras, así como personalizar la suscripció al boletín de lineadirectaportal.com
No soy usuario, deseo registrarme.
19, Agosto 2017


CONTACTO   
HEMEROTECA   
COLUMNAS
FILOSOFIA DE CANTINA
Tres fueras de lugar
09, Agosto 2017
Otras columnas del autor
Más columnas del autor...

Bajarla de pecho; tocarla de taquito; patearla de rabona; dar un pase filtrado; gambetear frente al portero; meterla de palomita y rasparte las rodillas; facturarte la clavícula; celebrar el gol como te plazca: sensaciones únicas que se viven en la parafernalia del futbol.

Hoy, este maravilloso espectáculo, del hombre contra el hombre, del balón enmedio del césped o del llano, de las piedras, de las líneas maltrechas que conforman la cancha de futbol ha sido abaratado.

Maltrecho y manchado como una sábana blanca después del amor, escribiría Silvio Rodríguez para referirse a tirar por la borda lo que queremos.

Tres sucesos, en los últimos días, han marcado la desdicha del futbol que nació desde los barrios, desde los lupanares, y que en voz del entrenador argentino Ángel Cappa “los grandes mercaderes se han adueñado de él”.

El primero de ellos tiene que ver exclusivamente con el dinero: el astro brasileño Neymar Jr. acaba de fichar para el equipo francés PSG, lo cual demuestra que quien sea puede cambiar de equipo a la hora que sea; pero que también demuestra que más de 200 millones de euros en tu cuenta bancaria son más fuertes que la gambeta, el cabezazo frente a la portería.

"En el futbol actual… lo primero que le arrebatan al jugador es el placer de jugar”, afirmaría Cappa.

Sí, hemos perdido la esencia del futbol como se pierde la razón de la vida.

El segundo suceso tiene que ver con el hombre que tenía la magia en las piernas: Diego Armando Maradona. En el año de 1990, antes de iniciar el mundial en Italia, el cantante argentino Rodolfo “Fito” Páez le dedicó un tema para enaltecer el valor del 10. Dale alegría a mi corazón, le cantó para reafirmar que una segunda Copa del Mundo estaba en sus pies. Hace días, Diego Armando Maradona, reafirmó su postura a favor del poder de Nicolás Maduro y las dictaduras latinoamericanas. Él mismo ha dicho que se convertiría en un soldado de Venezuela si fuese necesario. Yo digo que es un error. Pensó con la cabeza y no con los pies.

Y por último, y no menos importante de los espectáculos que el futbol, fuera de la cancha, nos regala es el que se ha dejado venir en contra del capitán mexicano Rafael Márquez. El Departamento del Tesoro de Estados Unidos lo ha puesto en una lista, inimaginable para muchos, como un gran lavador de dinero en nuestro país a favor del narcotráfico. El linchamiento público es el deporte nacional en estos momentos. ¿Cerrara el jugador mexicano el capítulo de su trayectoria futbolística a raíz de esta situación? No lo sé. Pero lo que si sé es que no le alcanzará para zafarse de lo extracancha.

Hoy el balón rueda en otras direcciones. El futbol dejó de ser una seña de la competitividad; para convertirse en una renta de la vida y del periodismo rosa una fuente. Ni cómo hacer que el árbitro suene la ocarina para el final de los 90 minutos.

Twitter @EliudVelazquez
Facebook Eliud Velázquez Barba
Correo calamarespejo@hotmail.com

Otras Noticias
Estado
MÁS LEÍDAS
Momento en que la cascada de San...
Momento en que la...
Nadaba en aguas de...
Nadaba en aguas de...
Julio 2017
"Agarré a mi hija y...
Confirman granizada...
'Brotan' nuevos...
‘Revisión a...
Localizan osamenta en...
Sin pausas luchan...
Descarga la APP de Línea Directa en tu MOVIL
TWITTER