ACCESO
Por favor teclee su usuario y contraseña para acceder a las funcionalidades extras, así como personalizar la suscripció al boletín de lineadirectaportal.com
No soy usuario, deseo registrarme.
17, Agosto 2017


CONTACTO   
HEMEROTECA   
COLUMNAS
TIEMPO DE OPINION
Las cuentas pendientes
13, Julio 2017
Otras columnas del autor
Más columnas del autor...

Al margen de la viabilidad jurídica o política de la propuesta de reforma en cuanto al trato a las cuentas públicas, puesta en stand by en el Congreso del Estado tras la polémica generada, una cosa en todo esto es irrebatible: Ni las instituciones ni los personajes que han estado al frente de éstas han dado resultados en cuanto a poner orden en el gasto público, darle transparencia al mismo, meter a la cárcel a quienes han robado dinero del erario o hacer que lo regresen.

Y esta aseveración no es una simple ocurrencia, sino una realidad reconocida por las propias instancias responsables de garantizar el manejo responsable de los recursos públicos y castigar a quienes incumplan con esa obligación.

El legislativo ahora se desgarra las vestiduras exigiendo investigación seria en contra de exfuncionarios demandados por la ASE, pero ahí es donde se han hecho las más atroces negociaciones para limpiar las cuentas públicas de muchos gobiernos, unas a cambio de otras, pese a las grandes evidencias de irregularidades. Tampoco lo digo yo. Lo dice el panista Martín Heredia, quien bastante conoce de estos menesteres.

La Auditorría Superior del Estado presentó esta semana 13 denuncias contra exfuncionarios estatales, que vienen a sumarse las 93 que ya se tienen interpuestas, sin que hasta el momento haya un solo detenido, pero sí en cambio casi la totalidad de los municipios en quiebra, y el estado con serias evidencias de desfalcos en distintas áreas.

No estamos hablando de memoria. Lo dice la propia titular de la ASE, Emma Guadalupe Félix Rivera: “Encontramos serios problemas en las finanzas de algunos municipios, en lo que se refiere a pasivos a corto plazo sin fuente de pago, las retenciones no enteradas, pagos a proveedores y contratistas”. Falta de liquidez, algunos municipios tienen comprometidos buena parte de sus recursos para pagar pasivos el próximo año, lo que significa que estarán limitados en su operación administrativa”.

Y abunda que se prevé que los ayuntamientos no tengan dinero ni para su operatividad, menos para ofrecer los servicios básicos a la población.
¿Y? Eso se arrastra desde hace años y no ha pasado absolutamente nada.

¿Y la Fiscalía General del Estado? Igual: Nada. Ni un solo caso resuelto, ni una explicación y ni una sola notificación a la ASE. Ni tan siquiera el fiscal general ha respondido a una solicitud de audiencia de la titular de la auditoría.

Más que marco jurídico para hacer un manejo responsable de los recursos públicos del estado y los municipios, lo que se requiere es de gobernantes comprometidos, decentes, decididos a servir desde el poder y no a servirse de éste para satisfacer su voraz apetito de dinero.

Pero si además de la insaciable hambre financiera, escasa vergüenza, nada de decencia y carencia de compromiso, el gobernante tiene como coadyuvantes un marco jurídico deficiente y la certeza de impunidad ante los desmanes, es entendible el por qué tenemos municipios saqueados y en severa crisis, quebrados por la rebatinga a discreción de dinero público.

No puede entenderse cómo es posible que pese a los evidentes, abusivos e inmorales manejos del dinero que en su delirio e insensatez sienten suyo, pero que saben son recursos públicos, o peor aún, pesos y centavos de los que solo son retenedores de sus empleados para hacerlos llegar a instituciones públicas o privadas con las que sus trabajadores tienen compromisos, ex funcionarios y ex gobernantes puedan mantenerse tan campantes, sin temor alguno, amparados en las complicidades compradas, negociaciones obscenas o  cobijados por torcidas interpretaciones a las leyes.

¿Dónde están las instituciones que los ciudadanos pagamos para que sean garantes de la transparencia en el manejo de los recursos públicos generados vía le pago de nuestros impuestos? ¿Y dónde nuestros representantes populares cuyo principal compromiso debe ser la exigencia de apego estricto a la normatividad en el desempeño desde la más modesta hasta la más alta responsabilidad de gobierno? Hasta ahora no han funcionado. Ojalá a partir de ahora sea diferente.

FACEBOOK Enrique Gutiérrez
TWITTER @ENRIQUEGUTIERR
CORREO [email protected]

Otras Noticias
Estado
MÁS LEÍDAS
Nadaba en aguas de lluvia en...
Nadaba en aguas de...
Nadaba en aguas de...
Julio 2017
"Agarré a mi hija y...
Confirman granizada...
'Brotan' nuevos...
‘Revisión a...
Localizan osamenta en...
Sin pausas luchan...
Turistas se la pasan...
Descarga la APP de Línea Directa en tu MOVIL
TWITTER