ACCESO
Por favor teclee su usuario y contraseña para acceder a las funcionalidades extras, así como personalizar la suscripció al boletín de lineadirectaportal.com
No soy usuario, deseo registrarme.
21, Julio 2017


CONTACTO   
HEMEROTECA   
COLUMNAS
FILOSOFIA DE CANTINA
Lo rápido del ocio
12, Julio 2017
Otras columnas del autor
Más columnas del autor...

La cultura de la inmediatez empieza poco a poco (no quiero decir que el Apocalipsis está a la vuelta de la esquina, pero sí) a mermar los espacios de la lucidez; yo la llamaría «inmediatez absurda redituable».  A través de internet, hoy podemos ver que dos cosas totalmente disímiles, alejadas de una realidad paralela, se pueden unir, o mejor dicho, los usuarios las pueden juntar para crear un Boom. Una explosión. Un instante viral.

Existen dos claros ejemplos, de la inmediatez absurda redituable, que me gustaría traer a la palestra. El primero de ellos es la comparación que algunos hicieron de Malala Yousafzai, la joven ganadora al premio de la paz, y un personaje llamado La Mars, que ya es característico en este país, y no sólo de sí mismo sino de una generación a la que el «valemadrismo»le empieza a corroer el cerebro. A través de distintos Blogs o cuentas personales de Twitter se inició una relación y comparación de ambos personajes en ámbitos iguales. Lo que generó el enojo de los usuarios de la red.

Y el segundo fue la fotografía, compartida en Twitter, con la que el Instituto Nacional de Bellas Artes, por medio de la Coordinación Nacional de Literatura, relacionaba al regaetonero, de origen colombiano, Maluma, con un libro en las manos del escritor francés Albert Camus, creador de obras tan significativas como El Extranjero y relacionado a la literatura del Existencialismo (nada más alejado de lo que proyecta el reggaetón en su música y letras), además de ser condecorado con el Premio Nobel de Literatura en 1957. En la fotografía podíamos ver al cantante en una pose de «pensador moderno» con un libro del escritor entre las manos. El Tuit fue acompañado de la frase «Maluma ya leyó a Camus y tú todavía no terminas la tesis» lo que atrajo, de nuevo el alud, de nuevo el derrumbe del agua, la certeza de la discordia por semejante «aberración»(que te recuerden que no has terminado la tesis es, sin temor a equivocarme, doloroso).

Bastó la comparación, en los dos casos, para crear un mundo de respuestas que parecían venir de la sinceridad; del reproche, también inmediato; odio guardado entre las manos, entre el anonimato. Y aquí es donde uno se pregunta ¿A quién beneficia esta absurda manera de unir los polos opuestos? ¿Es la polémica el atrayente de la ociosidad? ¿Dos cosas distintas crean polémica, dinero y aceptación? Todo parece indicar que sí. Y lo verdaderamente interesante es saber quien se beneficia de tu ocio.

Twitter @EliudVelazquez

FacebookEliud Velázquez Barba

Correo [email protected]

 

Otras Noticias
Estado
MÁS LEÍDAS
'Brotan' nuevos desplazados en...
'Brotan' nuevos...
‘Revisión a...
Localizan osamenta en...
Sin pausas luchan...
Turistas se la pasan...
Junio 2017
Es asqueroso ver...
Policías realizan...
“Despegan”...
Mayo 2017
Descarga la APP de Línea Directa en tu MOVIL
TWITTER