ACCESO
Por favor teclee su usuario y contraseña para acceder a las funcionalidades extras, así como personalizar la suscripció al boletín de lineadirectaportal.com
No soy usuario, deseo registrarme.
26, Julio 2017


CONTACTO   
HEMEROTECA   
COLUMNAS
EN DEFENSA DE LA POLITICA
Los calores de agosto…
02, Julio 2017
Otras columnas del autor
Más columnas del autor...

En agosto iniciará el PRI sus trabajos para tener candidato, a partir de ahí las placas tectónicas del régimen se van a mover, también se moverá todo en los estados donde gobierna el PRI.

A partir de la unción de candidato, se moverán los gabinetes de los diferentes órdenes de gobierno, federal, estatal y municipal.

De agosto a enero veremos cómo se dan los movimientos en los partidos, sobre todo en el PRI, veremos las redes saturadas con los políticos haciendo actos de contrición con la ciudadanía, haciéndose ver y haciéndose sentir.

Si tuviésemos que comparar esta etapa de gobierno con un avión, ahorita el jet está tomando altura y ya se va a mover el pasaje, algunos de primera clase se van a los asientos pegados a los baños, algunos de enmedio se van para adelante, los que estaban para adelante se van a primera, algunas azafatas se van de pasajeras y algunas pasajeras se van a de azafatas, a su vez el piloto tomará la decisión de cambiar copilotos o seguir con los mismos.

Eso sí, el avión ya tomó altura y debe seguir el ritmo y cuidarse de las turbulencias.

Pero… en esta etapa de vuelo el piloto de la nave debe prever las futuras turbulencias, para ello, debe buscar los perfiles que le ayuden a amortiguar esos desequilibrios en el vuelo… debe conocer a expertos en rutas para que puedan sortear el trayecto del viaje de la manera más apacible.

Y sobre todo cuidar que el aterrizaje no sea forzoso.

Decía un viejo político que gobernar es como pilotar un avión, ambos, piloto y gobernante, saben cuando despegan, uno cuando eleva el avión y el otro cuando rinde protesta, pero el piloto sí sabe cuándo empieza el aterrizaje, al gobernante nadie le dice.

Es por eso que el gobernante debe tener una torre de control que le vaya diciendo el rumbo, la navegación, el ritmo de los vientos y sobre todo cuándo y dónde aterrizar.

Ya se mueven los vientos de la política, y como decía un viejo priista: en política no hay sorpresas… hay sorprendidos.

Por eso hay que empezar a leer, leer gestos, caras, rictus, acciones de lo que se nos va a estar presentando, para que nadie se sorprenda y mucho menos se llame engañado.

Por lo pronto el calor no para y con ello el caldero político se está atizando… y en agosto se va a poner peor.

Otras Noticias
Estado
MÁS LEÍDAS
"Agarré a mi hija y nos brincamos...
"Agarré a mi hija y...
Confirman granizada...
'Brotan' nuevos...
‘Revisión a...
Localizan osamenta en...
Sin pausas luchan...
Turistas se la pasan...
Junio 2017
Es asqueroso ver...
Policías realizan...
Descarga la APP de Línea Directa en tu MOVIL
TWITTER