ACCESO
Por favor teclee su usuario y contraseña para acceder a las funcionalidades extras, así como personalizar la suscripció al boletín de lineadirectaportal.com
No soy usuario, deseo registrarme.
23, Septiembre 2017


CONTACTO   
HEMEROTECA   
COLUMNAS
EN DEFENSA DE LA POLITICA
La carga de un gobierno
29, Junio 2017
Otras columnas del autor
Más columnas del autor...

Un buen sacerdote, un buen pastor cargan con el peso de la comunidad, cargan con el peso de todos, para eso están formados, para cargar y ayudar con su fuerza espiritual a ayudar a las personas de su templo, de su iglesia.

Los líderes espirituales para eso están formados para ayudar a los creyentes, tienen su legitimidad en la forma en que van ayudando a la gente y cómo les van mostrando la divinidad en sus vidas.

Un líder espiritual carga con el peso de todo, no debe delegar en nadie, porque para eso fue formado y eso no lo debe enorgullecer, tampoco hacerlo un mártir, solamente es un hombre que escogió ayudar y ese es su camino.

En cambio, un líder político, un gobernante que se mueve en el mundo material, no debe de cargar con el peso de sus gobernados, debe delegar en su gabinete.

Un gobernante que soporta todo el peso de su gobierno, es como un pítcher sube a la loma sin saber qué bolas va a tirar, es como un portero con toda la alineación expulsada, en sí es como un quarterback alineado en la línea de golpeo y sus alas y tacles están atrás.

El gobernante al momento de delegar tiene que cuidar muy bien el perfil de sus secretarios…

La palabra secretario, dice Manuel Bartlett (alguien que le sabe a eso), viene de secreto.

Y no es del secreto de un colaborador alcahuete, sino del secreto en que un hombre de la república o la corona, resuelven los asuntos a favor de la gente. Así calladamente, en perfil bajo, donde el secretario resuelve y el gobernante luce, así está diseñado el Estado, no al revés.

Para soportar el peso de la responsabilidad, el gobernante debe de hacerle ver a sus secretarios que ellos, son la línea de golpeo, ellos están en la primera línea de fuego, no el gobernante. Ellos, los secretarios, son un fusil más. El gobernante es la central eléctrica. Los fusiles se queman, la central jamás.

Cualquier miembro de un gabinete, del orden gubernamental que sea, federal, estatal o municipal, debe tener la convicción de ver por su jefe, de que al momento que luzca su trabajo el que debe lucir primero es el jefe del gobierno, no él.

Así se lleva y se conduce el peso de un gobierno, cuando un miembro del gabinete sabe corresponderle en confianza, trabajo y lealtad a su jefe, el gobernante, trabajo, lealtad y confianza que se traducen en obras, servicios y beneficios a los gobernados en las ciudades, sus colonias, sindicaturas y ejidos.

Cuando al gobierno lo ataca un Cisne Negro o sea una crisis impensable, quien sale primero a dar la cara es el secretario del ramo y tiene que usar palabras entendibles, hablar de frente y explicar, narrar lo que pasó y después contar cómo lo va a solucionar.

El mejor caso de éxito de un secretario, ante una crisis de proporciones descomunales, fue cuando don Jesús Silva Herzog, en 1982, siendo secretario de Hacienda, ante la situación de presión de la deuda externa, amagó con la moratoria, eso le dio margen de tres meses para negociar.

¿Cómo lo hizo? Diciendo la verdad.

Antes de morir, Silva Herzog decía, devalúe el peso al 500% y la gente me sigue saludando en las calles.

Secretario que no cuida a su gobernante, se descuida y cuando un miembro del gabinete se descuida le comen el mandado.

La chamba de un secretario, en sí, es que los problemas no lo rebasen y no le lleguen a su jefe, porque si eso pasa afuera la gente empieza a pensar con el estómago y cuando eso pasa así empiezan las rebeliones.

Otras Noticias
Estado
MÁS LEÍDAS
Abren cortina de la Huites,...
Abren cortina de la...
Emoción y...
Liberan el estrés...
Momento en que la...
Nadaba en aguas de...
Nadaba en aguas de...
Julio 2017
"Agarré a mi hija y...
Confirman granizada...
'Brotan' nuevos...
Descarga la APP de Línea Directa en tu MOVIL
TWITTER