ACCESO
Por favor teclee su usuario y contraseña para acceder a las funcionalidades extras, así como personalizar la suscripció al boletín de lineadirectaportal.com
No soy usuario, deseo registrarme.
21, Septiembre 2017


CONTACTO   
HEMEROTECA   
COLUMNAS
TIEMPO DE OPINION
Un reclamo permanente
29, Junio 2017
Otras columnas del autor
Más columnas del autor...

En esta ocasión me voy a permitir hacer una reflexión en primera persona.

En noviembre de 1997 fui invitado por la organización Reporteros y Editores de Investigación, o IRE por sus siglas en inglés, a dar una conferencia durante un encuentro de periodistas en Ciudad Juárez.

IRE es una organización de comunicadores nacida en Estados Unidos, con el objetivo de buscar la excelencia periodística, pero sin desligarse de la exigencia de respeto al ejercicio de la libertad de expresión.

La invitación se suscitó a raíz de algunos trabajos realizados para la cadena de periódicos El debate sobre el trato a jornaleros agrícolas utilizando la técnica conocida como “periodismo de inmersión”.

En el mismo salón, pero con justa razón para cerrar con broche de oro la jornada de esa gélida tarde-noche del 17 de noviembre con una figura, un reconocido periodista mexicano ofreció una plática sobre los peligros cada vez más serios para el ejercicio periodístico.

Ese periodista era Jesús Blancornelas, a quien durante su interesante charla con los periodistas, principalmente mexicanos y estadounidenses, ayudaba un acomedido asistente con las proyecciones para ilustrar su conferencia.

Exactamente diez días después de esa plática, el 27 de noviembre de 1997, el periodista sufría un atentado a balazos en Tijuana. Blancornelas logró sobrevivir, pero no su diligente ayudante, que era también su guardaespaldas, Luis Lauro Valero, que le salvó la vida cubriéndolo con su cuerpo. Blancornelas se recuperó de las graves heridas y falleció años después de muerte natural.

Paradójicamente la conferencia de quien fuera director de Zeta se llamó “¿Cómo protegernos los periodistas?”, y 20 años después, con más de 130 asesinatos de comunicadores, muchos desaparecidos y casi el 100 porciento de impunidad, la frase sigue tan vigente en México.

Esta semana se realizaron trabajos en Sinaloa que buscan dar mayor seguridad a los periodistas, con la participación de comunicadores sinaloenses, representantes de organismos como Reporteros sin Fronteras, del Comité de Protección de Periodistas y de Artículo 19, con el mismo reclamo y búsqueda.

Estas labores van a continuar, y esperemos que los resultados ahora sean más visibles.

FACEBOOK Enrique Gutiérrez
TWITTER @ENRIQUEGUTIERR
CORREO egutierrez@rsn.com.mx

Otras Noticias
Estado
MÁS LEÍDAS
Abren cortina de la Huites,...
Abren cortina de la...
Emoción y...
Liberan el estrés...
Momento en que la...
Nadaba en aguas de...
Nadaba en aguas de...
Julio 2017
"Agarré a mi hija y...
Confirman granizada...
'Brotan' nuevos...
Descarga la APP de Línea Directa en tu MOVIL
TWITTER