ACCESO
Por favor teclee su usuario y contraseña para acceder a las funcionalidades extras, así como personalizar la suscripció al boletín de lineadirectaportal.com
No soy usuario, deseo registrarme.
15, Diciembre 2017


CONTACTO   
HEMEROTECA   
COLUMNAS
SIN LINEA... Y DIRECTA
07, Junio 2017
Otras columnas del autor
Más columnas del autor...

En capilla se encuentra el director de Vialidad y Transportes del gobierno de Sinaloa, Guillermo Damián Haro Millán, y podría convertirse en desempleado en los próximos días antes graves denuncias que han llegado en su contra hasta el tercer piso del Ejecutivo estatal. El mazatleco es acusado de extorsiones en contra de concesionarios del transporte en Culiacán, Mazatlán, y en otros municipios.

Al parecer existen pruebas tangibles entregadas a sus superiores que lo comprometen directamente y a su "intermediario", el abogado José Luis Polo Palafox.

Haro Millán se habría comprometido con el secretario de Gobierno, Gonzalo Gómez Flores, a combatir la burocracia y corrupción en dependencia, pero en cinco meses no avanza en ninguno de los dos encargos, sino que por el contrario los incrementó.

Son ya tres semanas del asesinato del periodista Javier Valdez Cárdenas y hasta el momento no se registra ningún avance tangible en las investigaciones de parte de las fiscalías estatal o federal, que se supone responden por el caso ante el gremio, la sociedad y sobre todo, la familia del respetado comunicador.

El dolor, coraje e impotencia por el artero homicidio fue de nuevo tangible en la manifestación que se llevó a cabo ayer en Palacio de Gobierno, como parte de las actividades del día de la libre expresión.

Los comunicadores dieron lectura a un pronunciamiento firmado por más de 250 colegas de Sinaloa, quienes se unieron para exigir justicia.

No bastan ya las declaraciones de solidaridad y respeto que reitera el gobernador Quirino Ordaz, o la afirmación del subsecretario de Gobernación, Roberto Campa Cifrián, de que tienen como prioridad la investigación del crimen; ahora se requieren hechos.

El gremio sigue desinflado y solo la aplicación de la justicia pudiera oxigenarlo.

Se le borró la sonrisa al alcalde de Culiacán, Jesús Valdés Palazuelos, cuando en su reunión con afiliados a la CMIC estos aprovecharon para cobrarle los más de 20 millones de pesos que adeuda el Ayuntamiento desde la administración anterior. Y es que el munícipe les platicaba de su plan de obra estratégica para la capital sinaloense cuando lo abordaron para recordarle otra parte de su "herencia".

El presidente interino del organismo camaral, Alfonso Torres, expuso que están dispuestos a entrarle al trabajo con el municipio, pero también necesitan el apoyo para ir solventando los pendientes con algunos constructores que requieren de su dinero para poder operar, y al alcalde no le quedó más que comprometerse a verificar los pendientes en tesorería y las fuentes de pago para responderles, pues en estos cinco meses de administración las deudas encontradas han abundado y el dinero escaseado.

Por cierto que el gran ausente en el encuentro fue Ricardo Borboa, quien recientemente renunció a la dirigencia de los constructores de Culiacán, y que según se quejan los afiliados, "se fue grande" con los contratos y no compartió las asignaciones de obra pública, motivo por el cual se ganó el repudio intenso y la presión para despedirse del cargo... Así se las gastan. O peor...Comentarios: lineadirectaportal@rsn.com.mx

Otras Noticias
Estado
MÁS LEÍDAS
Descarga la APP de Línea Directa en tu MOVIL
TWITTER