ACCESO
Por favor teclee su usuario y contraseña para acceder a las funcionalidades extras, así como personalizar la suscripció al boletín de lineadirectaportal.com
No soy usuario, deseo registrarme.
19, Agosto 2017


CONTACTO   
HEMEROTECA   
COLUMNAS
MI PUNTO DE VISTA
Una derrota anunciada
11, Mayo 2017
Otras columnas del autor
Más columnas del autor...

Después de leer y escuchar acusaciones e improperios en contra de Julio César Chávez Jr. por el decepcionante desempeño que tuvo arriba del cuadrilátero ante Saúl Alvarez, es difícil creer que el hijo de la leyenda pueda levantarse fácilmente de la golpiza que ha recibido más por redes sociales que la noche del sábado anterior en Las Vegas.


El ex campeón mundial medio continúa pagando con creces los errores que ha cometido por su indisciplina, al grado de arrastrar con el ilustre apellido cincelado por su glorioso padre a base de muchos sacrificios y hambre de triunfar, quien no se cansa de expresar la pena y vergüenza que vive y sufre por lo acontecido en ese combate en el que su hijo dio no uno, sino varios pasos atrás en su desempeño como boxeador.
 
Chávez Jr. defraudó no solamente a su familia, sino a millones de mexicanos que creían totalmente en él, con la gran mayoría otorgándole ese fervor por sus raíces y descendencia, más que por sus cualidades técnicas.
 
Julio no solo perdió esa noche un tercer combate en su carrera, sino también la simpatía de muchos compatriotas que despotricaron –y lo siguen haciendo- en su contra, y la credibilidad en su profesión que en cada una de sus últimas peleas sigue cayendo de manera vertiginosa.
 
Los pretextos ante esa deplorable exhibición no existen ni son tomados en cuenta. Chávez y su equipo sabían perfectamente que su derrota se gestó desde el momento mismo en que aceptaron el pleito contra el tapatío bajo las condiciones que este y su promotor Oscar de la Hoya dictó.
 
La trampa que el binomio Alvarez-De la Hoya armó, arrojó los resultados, fríos y calculadores, que los orquestadores de tan desigual confrontación planearon en su maquiavélico afán de elevar la figura y popularidad del “Canelo” que en mi opinión, perdió más credibilidad de la que ya gozaba.
 
Aun ganando el tan esperado y mediático pleito, Alvarez dejó en claro que sus recursos técnicos no le permiten abrir las puertas a las grandes ligas ni tampoco pretender codearse con los mejores del orbe. Su carrera sigue siendo una falacia mientras no enfrente a alguien con las dimensiones y características que requiere un verdadero duelo.
 
Con Chávez encontró muchas ventajas. Sabedor de que su recuperación después del pesaje no le alcanzaba al sinaloense como para que sobre el tinglado hubiese dos boxeadores con las mismas oportunidades, Saúl tuvo la gran oportunidad de demoler a su odiado rival, de derribarlo cuantas veces hubiese querido y de humillarlo como eran sus peores intenciones, pero solo sirvió para desnudar sus limitaciones técnicas.
 
Para Julio César fue la peor pelea de su carrera. El ex monarca mundial dio la impresión de subir al cuadrilátero más por esa bolsa que semanas antes del duelo estuvo a punto de perderla de no haber sido por su padre, cuando se enganchó en una apuesta que Alvarez le lanzó durante una transmisión en vivo por televisión, consciente de que el gran negocio estaba asegurado, pero que su voraz apetito le exigía más cuando condicionó al adversario de que por cada libra que se excediera a la hora del pesaje irían a sus bolsillos un millón de dólares del exquisito sueldo devengado por Chávez.
 
Que Julio César sería masacrado, humillado, vapuleado y exhibido, era un secreto a voces. No hubo poder sobre la tierra que cambiara el curso de lo que muchos consideraron un fraude, ni la misma empresa de Oscar de la Hoya que trató de maquillar cambiando el destino de las apuestas el mismo día de la reyerta, cuando de repente en los casinos de Las Vegas las posibilidades de victoria de Chávez Jr. estaban por arriba de tapatío.
 
¿Qué sigue ahora para una carrera tan vulnerada por la crítica e indisciplina como la de Chávez Jr.? ¡Acaso el retiro?
 
El propio peleador tiene la palabra. 
Otras Noticias
Estado
MÁS LEÍDAS
Momento en que la cascada de San...
Momento en que la...
Nadaba en aguas de...
Nadaba en aguas de...
Julio 2017
"Agarré a mi hija y...
Confirman granizada...
'Brotan' nuevos...
‘Revisión a...
Localizan osamenta en...
Sin pausas luchan...
Descarga la APP de Línea Directa en tu MOVIL
TWITTER