ACCESO
Por favor teclee su usuario y contraseña para acceder a las funcionalidades extras, así como personalizar la suscripció al boletín de lineadirectaportal.com
No soy usuario, deseo registrarme.
26, Junio 2017


CONTACTO   
HEMEROTECA   
COLUMNAS
FILOSOFIA DE CANTINA
No es cualquier día
09, Mayo 2017
Otras columnas del autor
Más columnas del autor...

No es cualquier día. Más allá del tumultuoso sentir mercadológico del día, no es cualquiera. Más allá de los globos rojos, de los pasteles de chocolate, de las delicias azucaradas, de la música festiva, de la gracia divina conferida por otros aires, de los regalos fortuitos, de la congestión de las calles y a pesar de Denisse de Kalafe. No es cualquier día.

«Madre, que tu nostalgia se vuelva el odio más feroz. Madre, necesitamos de tu arroz. Madre, ya no estés triste, la primavera volverá, madre, con la palabra libertad» nos cantó el cantautor cubano Silvio Rodríguez en su inolvidable tema Madre. En ella nos arroja al rostro una retahíla de versos oscuros y bienintencionados para decirnos que una madre se vuelve un todo y el camino mismo. Que una madre es la esencia de una patria y un destino.

Cuando escuché por primera vez esta canción me atiborró la mente la idea de escribir sobre mi madre. Escribir sobre una mujer a la que admiro. ¿Podía yo crear un verso que describiera a mi madre? ¿Podía crear una esfera para proteger mis textos sobre quien me saludaba todas las mañanas cuando niño? Dudé aún más.

El silencio se apoderó de mí, de mi mano, de mi pluma, de mi mente por muchos años. ¿Escribir sobre quien te dio la vida te descubre o la descubres frente a los ojos de extraños? ¿Escribir sobre tu madre es renunciar a la intimidad? Pasaron casi 10 años para poder lanzar el primer verso sobre la página en blanco y poniendo la intimidad de por medio; poner a mi madre en el centro de la hoja no fue fácil.

Debo confesar que no hay nada más difícil en este mundo que tratar de escribir sobre quienes amas y entrañas. Creo que una madre es una de esas personas a las que a más de uno les duele escribir una línea. Para mí se volvió indescifrable; pero un día logré abrir la garganta: hoy, que no es cualquier día.

NUNCA HE VISTO A MI MADRE REZAR*

Nunca he visto rezar a mi madre

ni escucharle balbucear el padre nuestro

con el fervor de otras madres

nunca he visto que de su boca salgan

todos los dioses faraónicos del atardecer

ni entre sus dientes algún sermón que me salve

de los infiernos a los que yo mismo me he condenado.

*Poema que pertenece al poemario inédito titulado árbol gallo.

Twitter @EliudVelazquez

Facebook Eliud Velázquez Barba

Correo calamarespejo@hotmail.com

Otras Noticias
Estado
MÁS LEÍDAS
Policías realizan operativos en...
Policías realizan...
“Despegan”...
Mayo 2017
Kellogg’s comprará...
Festeja Exa a las...
Lobos es de Primera...
Momento exacto del...
Javier no se fue...
‘Nos están...
Momento exacto del...
Descarga la APP de Línea Directa en tu MOVIL
TWITTER