ACCESO
Por favor teclee su usuario y contraseña para acceder a las funcionalidades extras, así como personalizar la suscripció al boletín de lineadirectaportal.com
No soy usuario, deseo registrarme.
23, Septiembre 2017


CONTACTO   
HEMEROTECA   
COLUMNAS
EN DEFENSA DE LA POLITICA
Las memorias de JSM
05, Mayo 2017
Otras columnas del autor
Más columnas del autor...

En las primeras paginas de “Memorias de Adriano”, Margarite Yourcenar nos desviste al Emperador ante un médico y lo difícil que es ser gobernante ante un galeno.

Carlos Loret De Mola (Abuelo de quien ya sabe) en su libro “Memorias de un Gobernador”, plasma como gobernó Yucatán en los 70´s, explica su tránsito en la escalera de la política y el periodismo.

En su libro “Memorias de la primer gobernadora” Griselda Álvarez inicia diciendo: antes de que me venza el Alzheimer.

Gonzalo N. Santos el temible Alazán Tostado en su biografía titulada “Memorias”  mas parece un libro de historia de ajustes de cuentas que otra cosa. Fidel Velázquez llegó a decir que cerró el libro en la página 200 por que se hartó de tantos muertes.

Pero, el Dr. Arturo Santa María en su libro “Juan S. Millán auge y declive del maximato en Sinaloa”, retrata al ex gobernador desde la primera página en lo que es: un hombre fabricado para ejercer el poder.

No había existido en Sinaloa, en su historia política, que un Gobernador relatara sus vivencias y el largo y sinuoso camino de la escalera de caracol que se sube en el acceso al poder.

Hay un anécdota en el libro que me impactó y es en donde relata como el capital y el ejercito, peligrosísima combinación, intentaron desestabilizar al primer gobernador obrero del país: a Don Alfonso G. Calderón.

Juan S. Millán relata y el Dr. Arturo Santa María lo plasma como los militares y los capitalistas querían tumbar al Gobernador de Sinaloa, Don Alfonso G. Calderón, en ese entonces el exgobernador  Millán tenía 26 años y era un colaborador cercano y le tocó vivir ese episodio.

Ni el Capital, ni el Ejército aguantaron un discurso de Don Fidel Velázquez que estaba ahí en Culiacán, para inaugurar el Congreso Nacional Obrero, hasta Los Pinos llegó la voz de Don Fidel y ambos, Capital y Ejército se fueron para atrás y Calderón terminó su mandato.

Eran los tiempos en que la política verdadera detenía catástrofes, tales como los apetitos del capital y los caprichos del ejército.

Hablar de Juan S. Millán es hablar de oficio político y de política.  Es hablar del poder.

Si usted quiere aprender de historia política, de la de verdad, les recomiendo el libro del Dr. Arturo Santa María, se va a reír con anécdotas chuscas y va a paladear lo que verdaderamente es el ejercicio del poder.

Si hubiera que descifrar a Juan S Millán bien podría decirse que es el último defensor de la real política, por que a través de su oficio ha prevenido catástrofes.

Si hay algo que aprender en política a Juan S. Millán es saber leer lo que pasa en la calle, estar informado, es ser atento y educado, pero sobre todo saber ser amigo de sus amigos y ser muy frío al momento de tomar una decisión… y la política de hoy parece que es todo lo contrario.

Otras Noticias
Estado
MÁS LEÍDAS
Abren cortina de la Huites,...
Abren cortina de la...
Emoción y...
Liberan el estrés...
Momento en que la...
Nadaba en aguas de...
Nadaba en aguas de...
Julio 2017
"Agarré a mi hija y...
Confirman granizada...
'Brotan' nuevos...
Descarga la APP de Línea Directa en tu MOVIL
TWITTER