ACCESO
Por favor teclee su usuario y contraseña para acceder a las funcionalidades extras, así como personalizar la suscripció al boletín de lineadirectaportal.com
No soy usuario, deseo registrarme.
24, Abril 2017


CONTACTO   
HEMEROTECA   
COLUMNAS
FILOSOFIA DE CANTINA
Las ironías del 8 de marzo
08, Marzo 2017
Otras columnas del autor
Más columnas del autor...

Hoy me levanté temprano. El reloj me arrojó a la cara a las 5 a.m. que el 8 de marzo estaba en los periódicos, en la radio, en la televisión y en internet: el día de la ironía en México. No, no es una burla; es una confirmación.

 
México es un país de ironías frente al respeto a la mujer; por otra parte también ha sido considerado el país precursor del machismo y donde se comenten más feminicidios: sumatoria más que firme para iniciar el día.
 
Para la académica Miriam Lang nuestro país es la cuna del machismo por esencia: las estadísticas sobre violencia intrafamiliar; los pocos espacios de desarrollo personal; el hostigamiento laboral; un mundo donde el deporte, la literatura o la música son considerados exclusivos para hombres lo demuestra (no hablamos de estadísticas de violencia consumada)
 
Pero no nos desviemos; al principio he dicho que México es un país irónico. Lo explico. Son varios los síntomas que hacen deslumbrar la ironía y la catástrofe como país que idolatra (por que no debemos olvidar que somos un pueblo que se arrodilla ante los sagrado y lo no explicado). Y lo digo por los siguientes puntos:
Uno. El mexicano venera a la madre que le ha dado la vida, la respeta con ahínco elevándola a lo más alto del pódium sagrado, otorgándole el poder de convertirse en un símbolo divino, ya que no hay nada más santificado que una madre.
 
Dos. Cada 12 de diciembre se persigna frente a la imagen de la Virgen de Guadalupe llevándole sus respeto en plena oración para elevar (de nuevo) a un símbolo viviente el amor que le demuestra. En México La Morenita del Tepeyac representa lo sagrado; la madre redentora que el hombre es incapaz de «someter» a su poder; La precursora del feminismo moderno Simone de Beauvoir proclama que «hay en la mujer algo de divino».
 
Tres. El mexicano mientras venera, con el puño cerrado cercena las ilusiones de millones de mujeres sometidas a un poder simbólico que las muestra tan débiles: amamos y odiamos a la misma mujer. ¿No son nuestras madres, esposas e hijas fruto de una misma cadena?: mujeres al fin de cuentas ¿Cómo puedo amar a mi madre y denostar a mi esposa?
 
Cuatro. Pensamiento básico machista: Todas las mujeres representan la maldad menos mi madre y mis hermanas.
 
Es tan irónico convertir una misma imagen en dos posiciones diferentes: La Virgen de Guadalupe se transforma en un ente simbólico y que merece el más sagrado de los respetos; pero cualquier otra mujer se vuelve un objeto en mi vida. Que ironías vivimos una simbiosis perjudicial amando lo que odiamos.
 
Mexicanos al fin de cuentas.
 
 
Twitter @EliudVelazquez
Facebook Eliud Velázquez Barba
Correo [email protected]
 
 
Otras Noticias
Estado
MÁS LEÍDAS
Desfile tradicional de la semana...
Desfile tradicional...
La fiesta de los...
Semana de la Moto...
“No tengan miedo de...
¿Para qué irte si...
LDTV 1ra Emisión...
LDTV Primera Emisión...
LDTV 1ra Emisión...
Marzo 2017
LDTV Testigos de la...
Descarga la APP de Línea Directa en tu MOVIL
TWITTER