ACCESO
Por favor teclee su usuario y contraseña para acceder a las funcionalidades extras, así como personalizar la suscripció al boletín de lineadirectaportal.com
No soy usuario, deseo registrarme.
23, Junio 2017


CONTACTO   
HEMEROTECA   
COLUMNAS
FILOSOFIA DE CANTINA
Un fragmento de violencia
08, Febrero 2017
Otras columnas del autor
Más columnas del autor...

En el país en donde «no pasa nada»; en el estado «donde no pasa nada»; en mi colonia, en mi calle frente a mi cada, en mi ventana donde «no pasa nada» está la miopía de los políticos; ahí donde se filtran los sonidos mortales de las ametralladoras y donde los estallidos de las granadas se quedan a vivir, a pesar del tiempo; ahí está la sordera de los políticos que dicen, contestan, afirman, aseguran los más despóticos que «no pasa nada», que la violencia es un imaginario colectivo, una apresurada imaginación. Y mientras, escucho a la muerte pasar como un sedal en mi frente y en forma de bala y escondo la cabeza bajo la cama y resguardo a mi hijo en el endeble baño de mi habitación, me digo «no pasa nada».

 
La violencia es una de las manifestaciones del hombre, a través de la historia, que ha contribuido al derrocamiento de la armonía en las sociedades. Hoy en día las estadísticas, desde todas las vertientes, demuestran que el aumento de la violencia viene en detrimento de la misma sociedad, dividiéndola, partiéndola a la mitad, arrojando la tranquilidad por la borda y haciendo de la vida misma una partitura indefinida. No es un secreto a voces, que las colectividades se fragmentan a diario por la presencia de la violencia exacerbada y las sociedades de consumo establecen el uso de la fuerza física, verbal o simbólica de manera natural, que es casi imposible destacar cuando se rompió el hilo conductor de la tranquilidad y de la afirmación «no pasa nada». Para Arednt, una de las grandes figuras del pensamiento actual, la violencia es la más flamante manifestación de poder que se entroniza en la fuerza física y es lo que hace que este mundo gire de una manera vertiginosa poniendo en la mesa la fuerza como la única forma de tomar el control. Y ese control, ese poder que se manifiesta violentamente es «gracias» a la acción o a la omisión, término que puede significar dejar ser dejar pasar.
 
Por eso en México, en Sinaloa, en mi ciudad, en mi colonia, en mi calle, frente al número de mi casa «no pasa nada»; de hecho nunca ha pasado, no existe la violencia, es tan sólo mi imaginación porque ellos dicen que así es. Pero yo sé que está ahí en las calles, en las gargantas de quienes ostentan el poder y que dicen que no «que no pasa nada», que es la imaginación, el dominio del miedo ante un fantasma que sólo eso es: un fantasma y un poco de estadísticas que tampoco dicen nada porque son números: un imaginario más.
 
 
Twitter @EliudVelazquez
Facebook Eliud Velázquez Barba
Correo [email protected] 
Otras Noticias
Estado
MÁS LEÍDAS
Policías realizan operativos en...
Policías realizan...
“Despegan”...
Mayo 2017
Kellogg’s comprará...
Festeja Exa a las...
Lobos es de Primera...
Momento exacto del...
Javier no se fue...
‘Nos están...
Momento exacto del...
Descarga la APP de Línea Directa en tu MOVIL
TWITTER