ACCESO
Por favor teclee su usuario y contraseña para acceder a las funcionalidades extras, así como personalizar la suscripció al boletín de lineadirectaportal.com
No soy usuario, deseo registrarme.
23, Agosto 2017


CONTACTO   
HEMEROTECA   
COLUMNAS
SIN LINEA... Y DIRECTA
03, Enero 2017
Otras columnas del autor
Más columnas del autor...

Sinaloa sigue encendido en ánimos de los consumidores de gasolina, diésel y gas doméstico ante la escalada de aumentos, y hasta el momento no ha habido quien apacigüe ese furor en contra de las decisiones del Gobierno federal y de las reformas aprobadas en el Poder Legislativo.

Este martes nuevamente la gente salió a las calles en Los Mochis, además de que se mantuvieron manifestaciones momentáneas frente a Pemex Guamúchil, Culiacán y Mazatlán en protesta por el llamado gasolinazo.

Las quejas de redes o de café salieron ya a las calles al igual que en todo México, aunque por fortuna ha imperado la madurez de la gente.

Lo que sorprende es que hasta el momento no hay ningún argumento válido que contenga la molestia social y empresarial, ni por diputados federales ni por senadores de la República, quienes tal parece se esconden ante la falta de explicaciones. ¿Quién defiende a la Secretaría de Hacienda o al presidente Enrique Peña Nieto? Tal parece que nadie quiere entrarle.

Y es que hasta en el Congreso del Estado los priistas más que defender a sus líderes nacionales, más bien pretendieron defenderse ellos mismos pues el que levantó la mano para contrarrestar la andanada de críticas del panista Roberto Cruz, fue el priista José Menchaca, quien se sumó a la inconformidad social por el gasolinazo y solo "pidió" no llevarlo al plano electoral pues cuestionó que se exigieron no votar por el PRI.

Tal fue la impotencia del guasavense que irrumpió en una conferencia de Cruz para reclamarle su osadía de pedir la demostración al tricolor, pero al quedarse sin argumentos luego que el panista le espetó que el gasolinazo aplicaba más impuestos a quienes consumían gasolina magna y diésel, agachó la cabeza y se retiró del lugar tras 5 minutos de intentos por defenderse en una penosa exhibición de un pobre debate.

En su afán de protagonismo político, los regidores en Ahome salieron raspados por ciudadanos que reclamaron airadamente el hacer uso de la voz durante la manifestación de protesta en contra del gasolinazo, y es que tanto el panista Miguel Ángel Camacho como el independiente Luis Felipe Villegas, tuvieron que dejar el micrófono cuando les empezaron a gritar "mentirosos", ''rateros", entre otras linduras...

Y es que los ciudadanos no quieren nada que huela a político que venga a ensuciar el sentido movimiento de protesta que hoy, por cierto después de décadas de ausencia, reencontraron el liderazgo nato del profesor Juan Sarabia Barraza, legendario impulsor de los movimientos por las tarifas eléctricas justas en el norte de Sinaloa. Políticos, no se equivoquen que la gente está despierta y no acepta el oportunismo.

Al parecer la liberación del Palacio municipal de Guasave no fue tan tersa como dicen las autoridades municipales, ya que algunos trabajadores que estaban en la toma iniciada desde el 23 de noviembre señalaron que se movieron porque recibieron amenazas telefónicas de gente desconocida.

Aunque nadie se atrevió a hacer esos señalamientos con una grabadora o cámara enfrente, en lo corto algunos dijeron que efectivamente la presidenta municipal les había hecho ofrecimientos, pero como les planteaba darles menos que lo que les corresponde muchos no aceptaron.

Según dicen, minutos después les marcaban por teléfono personas desconocidas que les advertían que si no se iban los levantarían, ante lo cual cedieron y decidieron irse con la oferta que les hizo la alcaldesa.

Por la mañana Diana Armenta dijo que la liberación fue pacífica, sin amenazas y mucho menos golpes de por medio, pero apenas ella y los trabajadores saben cómo se presentaron las cosas.

Todo el fenómeno del gasolinazo en Sinaloa no solo ha desatado manifestaciones, quejas y disturbios, sino también ha dado pie para que prestadores de servicios se aprovechen y hagan de las suyas.

Y es que son muchas las quejas de la población que asegura que quienes se han pasado de bribones han sido los propios taxistas, pulmoneros y aurigueros que han dejado de respetar las tarifas que les fueron impuestas y han empezado a cobrar con estimaciones, con cobros de hasta 180 pesos en traslados del Centro a Olas Altas.

Lo curioso es que cuando el usuario se llega a quejar por la tarifa tan alta, el operador del vehículo justifica todo con el aumento a la gasolina. ¿Va usted a creer? ...Así se las gastan, o peor...Comentarios: [email protected]

Otras Noticias
Estado
MÁS LEÍDAS
Liberan el estrés deportistas...
Liberan el estrés...
Momento en que la...
Nadaba en aguas de...
Nadaba en aguas de...
Julio 2017
"Agarré a mi hija y...
Confirman granizada...
'Brotan' nuevos...
‘Revisión a...
Localizan osamenta en...
Descarga la APP de Línea Directa en tu MOVIL
TWITTER