ACCESO
Por favor teclee su usuario y contraseña para acceder a las funcionalidades extras, así como personalizar la suscripció al boletín de lineadirectaportal.com
No soy usuario, deseo registrarme.
28, Junio 2017


CONTACTO   
HEMEROTECA   
COLUMNAS
SIN LINEA... Y DIRECTA
01, Enero 2017
Otras columnas del autor
Más columnas del autor...

El sábado 31 de diciembre no solo fue el cierre del 2016; fue también el final de ciclos políticos de Sinaloa y el inicio de una nueva era que se conoce a partir de la fecha como el “Quirinismo“.

La toma de protesta del nuevo gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel realizada ante los políticos locales y nacionales más influyentes, así como la crema y nata del sector empresarial y mediático fue el escenario perfecto para que el político mazatleco dejara en claro que la pelota está ahora en su cancha en todos los sentidos.

La presentación previa de su gabinete en un esquema de comunicación política totalmente diferente así como la conformación del mismo, fueron un claro mensaje de que si bien tuvo cortesías con los “ismos“ que le ayudaron en la campaña, la esencia del mismo corresponde a perfiles elegidos por él, sobre todo los de mayor responsabilidad.

Se supo incluso que de última hora se les cayeron cargos a algunos recomendados simple y llanamente porque traían problemas en su imagen o asuntos no aclarados en sus responsabilidades.

Son tiempos de Quirino Ordaz y si hubo dudas en el gabinete lo marcó más claro en su discurso de toma de protesta; habrá cárcel a funcionarios que hayan robado en el sexenio que terminó o a quienes lo hagan durante su gobierno. Habrá modificación a la ley de responsabilidades de funcionarios para aplicar mayores penalidades en la materia.

También fue muy incisivo en que los integrantes de su equipo deberán presentar la 3 de 3, además de que, aunque fue respetuoso del ahora exgobernador Mario López Valdez, ahí presente, daría a conocer públicamente el estado real de las finanzas que le heredan en cuestión de semanas.

Como que al presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, se le está haciendo costumbre tratar mal a los periodistas de Sinaloa, pues durante su visita para presenciar la toma de posesión del gobernador Quirino Ordaz Coppel, al abordarlo a su llegada al Congreso del Estado, los reporteros recibieron el rechazo que lo caracteriza.

En un segundo intento después de que culminó el evento, atendió a lo menos a regañadientes a los comunicadores quienes realizaron los cuestionamientos fueron los de rigor; el costo político que tendrá para su partido el recién aplicado incremento de los combustibles en el país, a lo que se dedicó a explicar las razones, y defender la medida implementada por el presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

En pocas palabras dijo que los costos de las gasolinas en México eran un chiste, ya que no reflejaban el precio real que tiene su producción e importación, por lo que era sumamente necesario que se aumentaran los precios, aunque representen el golpe directamente a los ciudadanos.

Por lo visto el líder priista no tiene el más mínimo conocimiento del respeto, ni mucho menos la necesidad, primero porque siempre limita el trabajo de los medios de comunicación a lo que a él le conviene responder y segundo, por su tranquilidad ante una situación que sin duda generará más problemas en la sociedad mexicana. Por cierto, enojado solo aceptó tres preguntas y emprendió la fuga.

Muy asediado por los medios en cambio y atento con todos y cada uno de quienes le acercaron una grabadora, estuvo el jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera.

El político perredista derrochó amabilidad incluso con comensales que le pedían la “selfie” en el restaurante Panamá Pedro Infante, en donde desayunó en un área abierta previo a acudir a acompañar al nuevo gobernador de Sinaloa a su toma de protesta.

Al llegar al Congreso del Estado, Mancera fue entrevistado por los medios locales y fue duro su posicionamiento de frente al inminente “gasolinazo“.

Al ingresar al recinto atendió también a conductores de medios que transmitían en vivo el evento y tuvo la paciencia para responder cada pregunta, por lo que su visita a Sinaloa sin duda fue de cosecha de simpatías.

Tanta prisa tenía el ahora exalcalde de Mazatlán, Carlos Felton González, por presumir obras y presumir algún logro antes de terminar el periodo de su gestión que hasta entregó obras inconclusas, y que nos dicen pudieran meterlo en problemas en la Auditoría Superior del Estado y la Auditoría Superior de la Federación, pues se usaron recursos de instancias locales y nacionales.

Tal es el caso de la inauguración del Centro de Seguridad Ciudadana que a simple vista pese a la millonaria inversión, fue entregada a medias o como dicen coloquialmente en “el puro cascarón“.

Pero lo criticable no es el hecho de que haya quedado inconcluso, sino que dictó órdenes para que así sin más policías y tránsitos comenzaran a trabajar, aunque en el edificio ni los baños estaban en condiciones de uso y presentaban condiciones insalubres, sin servicio de agua, ni drenaje y hasta con gusanos.

Ni que decir del acto protocolario que tuvo que retrasarse algunos momentos en espera de que fuera acompañado por representantes del Gobierno del Estado o de empresarios, pero tal como en el informe la iniciativa privada brilló por su ausencia. Esta obra será una de las primeras pillerías que le revisa ya el nuevo alcalde Fernando Pucheta Sánchez… Así se las gastan…O peor…Comentarios: [email protected]

Otras Noticias
Estado
MÁS LEÍDAS
Policías realizan operativos en...
Policías realizan...
“Despegan”...
Mayo 2017
Kellogg’s comprará...
Festeja Exa a las...
Lobos es de Primera...
Momento exacto del...
Javier no se fue...
‘Nos están...
Momento exacto del...
Descarga la APP de Línea Directa en tu MOVIL
TWITTER