ACCESO
Por favor teclee su usuario y contraseña para acceder a las funcionalidades extras, así como personalizar la suscripció al boletín de lineadirectaportal.com
No soy usuario, deseo registrarme.
25, Junio 2017


CONTACTO   
HEMEROTECA   
COLUMNAS
TIEMPO DE OPINION
La agencia legislativa
22, Diciembre 2016
Otras columnas del autor
Más columnas del autor...

Esta semana Línea Directa ha destapado un escándalo en la contratación de personal en el congreso local, donde aparecen en la nómina legislativa parientes de varios diputados.

No es poca cosa. La contratación la han hecho con conocimiento de causa, usando la complicidad como moneda de cambio para favorecerse unos a otros, aprovechándose de interpretaciones y lagunas legales, desnudando su arrogancia e ignorando elementales principios de ética.

No se trata de que los contratados reúnan o no el perfil para el desempeño de su trabajo. No es el caso. Pueden tenerlo, sobradamente si se quiere, pero ese no es el punto central del asunto. Y ellos lo saben, pero lo desestiman.

Es grave porque no se trata de un hecho que se les haya ido de las manos, sino de una situación premeditada, analizada en la Junta de Coordinación Política previo a que sucediera, como han reconocido, dándole ahí luz verde a la incorporación a la nómina legislativa a sus parientes.

No es algo que se les haya escapado, pues, sino de una decisión que ellos, los diputados, tomaron, menospreciando la inteligencia de los ciudadanos y asumiéndose muy por encima del común de los sinaloenses, y por lo tanto con derecho a hacer lo que hacen.

En momentos en que la figura del diputado es severamente cuestionada y la clase política duramente criticada por abusos como éste y muchos otros, los legisladores sinaloenses incurren en tal exceso mostrando con ello lo poco que les importa el sentir de la gente y lo que se diga de su actuación.

Si esa actitud de soberbia, cinismo y prepotencia prevalece en su cotidiano actuar, en la toma de decisiones sobre asuntos que impactan en la sociedad sinaloense, estamos en serios problemas.

Porque si los diputados no escuchan hoy ese justo reclamo de apego a la decencia y a la legalidad que ahora hace la sociedad, cómo pensar que lo harán después, cuando analicen trascendentales decisiones que tomarán en cuanto las normas de convivencia que estarán creando.

Si como argumentan contratar a sus familiares no es nepotismo, sí es un exceso, y mantenerlos tras el evidente malestar social que genera tal práctica, es extrema impertinencia.
Si los diputados locales no ponen fin hoy a la ilegalidad, a la inmoralidad y a los excesos en que están incurriendo, si continúan ignorando la exigencia de los ciudadanos, poco podemos esperar los sinaloenses de la actual legislatura.

Que no recurran a la justificación fácil y convenenciera de que esto siempre se ha hecho. Esto se debe terminar. No por ser una práctica tan generalizada debemos darle carta de naturalización y verla como algo correcto.

Si quieren ser generosos con sus parientes, si quieren darles empleo, brindarles la oportunidad de altos ingresos en un trabajo y, como ellos dicen, que muestren sus capacidades, su preparación, que no lo hagan con recursos del erario y aprovechándose de la posición legislativa. Que creen sus propias empresas para que los coloquen. Que envíen una señal de que se puede confiar en ellos, que quieren ser diferentes, más comprometidos con la legalidad y la ética. Que son congruentes y que pueden ser confiables. Nada más.

FACEBOOK Enrique Gutiérrez
TWITTER @ENRIQUEGUTIERR
CORREO [email protected]

Otras Noticias
Estado
MÁS LEÍDAS
Policías realizan operativos en...
Policías realizan...
“Despegan”...
Mayo 2017
Kellogg’s comprará...
Festeja Exa a las...
Lobos es de Primera...
Momento exacto del...
Javier no se fue...
‘Nos están...
Momento exacto del...
Descarga la APP de Línea Directa en tu MOVIL
TWITTER