ACCESO
Por favor teclee su usuario y contraseña para acceder a las funcionalidades extras, así como personalizar la suscripció al boletín de lineadirectaportal.com
No soy usuario, deseo registrarme.
16, Octubre 2017


CONTACTO   
HEMEROTECA   
COLUMNAS
INICIATIVA SINALOA
¿Quién decidirá cuándo no se licita?
14, Junio 2016
Otras columnas del autor
Más columnas del autor...

La 61 Legislatura de Sinaloa amplió las ventanas de oportunidad para que nuestros gobiernos sigan adjudicando de manera directa y sin licitar, contratos para ejecutar obra pública. 

El Congreso de esta entidad aprobó el pasado 9 de junio, una nueva legislación que incrementa de ocho a 14 (respecto a la ley anterior, vigente desde 1985), el número de excepciones para poder omitir una licitación abierta a cualquier interesado, sin respetar los montos previstos por la propia ley. 

Toda obra que contraten nuestros gobiernos a partir de la nueva legislación, debe licitarse si no entra en los supuestos siguientes: I. Si cuesta hasta 10,000 veces el valor diario de la Unidad de Medida y Actualización, se adjudica de manera directa; II. Si el importe supera el monto máximo a que se refiere la fracción anterior, pero no excede de 30,000 veces el valor diario de la Unidad de Medida y Actualización, se aplica el procedimiento de invitación a cuando menos tres personas. 

Si el costo de la obra es superior al segundo supuesto, entonces debe licitarse. Pero la nueva Ley deja abierta la posibilidad de que esto no suceda, si encaja en alguna de las 14 excepciones previstas, una de ellas, que alguna persona física o moral cuente con la patente o un derecho exclusivo o de autor, o que las obras se deriven de “alianzas estratégicas” en materia de ingeniería, investigación, transferencia y desarrollo de tecnología. 

¿Quién decidirá cuándo no se licita y en cambio se adjudica directamente o mediante invitación restringida un contrato, bajo el supuesto de algunas de las 14 excepciones? La Ley le dio esta facultad al Comité de Obras Públicas, que será integrado por  tres funcionarios y dos ciudadanos, estos últimos designados de acuerdo a reglas todavía no escritas, porque de acuerdo un transitorio, será hasta dentro de los 30 días después de entrada en vigor la nueva Legislación, cuando quedará listo el Reglamento de la nueva Ley. 

El Comité de Obras Públicas podrá decidir si “x” contrato se otorga mediante un procedimiento distinto a una licitación abierta y competitiva, donde podrían participar, en igualdad de condiciones, cualquier empresa o persona física que así lo desee. 

No es poca cosa la facultad que se le ha dado este grupo de cinco funcionarios y ciudadanos. 

En ellos recaerá el reto de demostrar que la aplicación excesiva de adjudicaciones directas, una práctica común de nuestros gobiernos, está fundada y motivada en un dictamen que deberá ser público a través del sistema electrónico Compra Net-Sinaloa, una novedad en la nueva legislación. 

Los ciudadanos interesados en vigilar y participar en los procedimientos de contratación de parte de nuestros gobiernos, podremos conocer los motivos por los que los Comités decidieron aplicar una de las 14 excepciones.  

Habrá Comités de Obras Públicas para cada gobierno, uno para el Gobierno estatal  y otros más para cada uno de los 15 gobiernos municipales. También cada paraestatal y cada paramunicipal con facultades de ejecución de obra, deberán contar con uno de ellos. 

Al ser una de las ventanas a la corrupción más comunes desde nuestros gobiernos, las adjudicaciones directas deberán ser sustentadas lo más transparente posible, para poder así reducir las oportunidades de pago favores, beneficios privados y desvío de recursos a bolsillos de particulares que imperan en ese tipo de procedimientos. 

Recordemos que  cuatro de cinco procedimientos de contratación que debían licitarse para la construcción de la Academia de Beis Bol ubicada en Culiacán, se adjudicaron de manera directa. 

Un problema de fondo es la opacidad con la que deciden quienes deciden optar por un procedimiento y no por otro. Pero un logro que hay que reconocerle a la 61 Legislatura es que haya incorporado a la nueva legislación la obligación de que ese Comité de Obras Públicas difunda en el portal Compra Net-Sinaloa el dictamen que funda y motiva sus decisiones. 

Así que lo que sigue es contribuir a que la nueva regulación se convierta en un instrumento que permita reducir las prácticas que afectan la calidad de las obras con las que al final contamos los ciudadanos. No más obras sin concluir, no más obras por ocurrencias de nuestros gobiernos.  

Es necesario que nuestros gobernantes y legisladores no se sigan haciendo de la “vista gorda” ante la ausencia de mecanismos de control gubernamental y las reformas legales en materia anticorrupción que requerimos para mejorar nuestra calidad de vida. 

Transparentar la justificación para aplicar una de las 14 excepciones será uno de los tantos caminos. La nueva Ley de Obras Públicas debe ser un instrumento para reforzar la confianza en las instituciones pública de nuestro estado. 

Otras Noticias
Estado
MÁS LEÍDAS
Tomateros y Charros siguen invictos y en la cima
Tomateros y Charros siguen invictos y en la cima
Tomateros, Charros y Naranjeros siguen invictos
Jalisco, Culiacán, Hermosillo y Mexicali barren los inaugurales
Tomateros, Charros y Naranjeros inician con triunfo
Abren cortina de la Huites, trasvasan 905 m³ a la Miguel Hidalgo
Emoción y adrenalina, los protagonistas del Surutatazo 2017
Liberan el estrés deportistas extremos en el 'Cosaltazo'
Momento en que la cascada de San Antonio multiplicó su fuerza y puso en apuros a bañistas
Nadaba en aguas de lluvia en Culiacán y casi perdía la vida
Nadaba en aguas de lluvia en Culiacán y casi perdía la vida
Descarga la APP de Línea Directa en tu MOVIL
TWITTER