ACCESO
Por favor teclee su usuario y contraseña para acceder a las funcionalidades extras, así como personalizar la suscripció al boletín de lineadirectaportal.com
No soy usuario, deseo registrarme.
16, Octubre 2017


CONTACTO   
HEMEROTECA   
COLUMNAS
SALA DE LECTURA
La noche de los estudiantes rotos
10, Noviembre 2014
Otras columnas del autor
Más columnas del autor...

«Nosotros los jóvenes tenemos que hacer doble esfuerzo para sostener nuestras opiniones, en esta época en que todo idealismo ha sido destruido, en que los hombres manifiestan sus peores taras (defectos), en que la verdad, el derecho y Dios son puestos en duda.»

Así reflexionaba la niña Ana Frank en su famoso diario que escribiera de junio de 1942 a agosto de 1944, desde la clandestinidad de su escondite donde su familia y algunos amigos se ocultaban de la persecución nazi contra los judíos en Europa.

Siendo alemanes, pero judíos alemanes, los Frank tuvieron que huir a Holanda tras «la noche de los cristales rotos», ese sangriento y caótico acontecimiento del 9 y 10 de noviembre de 1938 (justo hoy hace 76 años), donde las fuerzas armadas alemanas y la población civil arremetieron contra los judíos destruyendo sus negocios y sinagogas, asesinándolos y capturando a miles de ellos para ser llevados a campos de concentración.

A tres cuartos de siglo de esa devastadora noche, resulta difícil pensar que hechos de esta naturaleza sigan repitiéndose, donde el poder gubernamental y la población civil atenten contra sus propios semejantes, con la misma lógica absolutista de imponer el terror y exterminar a quien sea y piense diferente… Y más increíble, que esto pase en México.

Colusión de fuerzas armadas con civiles predispuestos al crimen, el sometimiento de la población a través del terror, el exterminio del contrario, la barbarie y la ambición desmedida de los gobernantes, son los factores que reprodujeron también aquí «la noche de los estudiantes rotos», ese funesto 26 de septiembre en el estado de Guerrero.

Los crímenes de los estudiantes de la escuela normal de Ayotzinapa corresponden a ese tipo de gobiernos totalitarios que no toleran la discrepancia y que con tal de mantener la hegemonía de su poder están dispuestos a todo, inclusive a hipotecarse con el narcotráfico y ser parte de esta guerra de las drogas.

Lo decía la niña Ana Frank en su diario, la necesidad de un cambio social, ése que buscaban también los normalistas pero que tuvieron que pagar un alto precio por enfrentarse a la condición humana ante el poder.

«Los hombres nacieron con el instinto de destruir, de masacrar, de asesinar y devorar; hasta que toda la humanidad no sufra un verdadero cambio, la guerra imperará.» 

Comentarios: Twitter @marcocesarojeda

Otras Noticias
Estado
MÁS LEÍDAS
Tomateros y Charros siguen invictos y en la cima
Tomateros y Charros siguen invictos y en la cima
Tomateros, Charros y Naranjeros siguen invictos
Jalisco, Culiacán, Hermosillo y Mexicali barren los inaugurales
Tomateros, Charros y Naranjeros inician con triunfo
Abren cortina de la Huites, trasvasan 905 m³ a la Miguel Hidalgo
Emoción y adrenalina, los protagonistas del Surutatazo 2017
Liberan el estrés deportistas extremos en el 'Cosaltazo'
Momento en que la cascada de San Antonio multiplicó su fuerza y puso en apuros a bañistas
Nadaba en aguas de lluvia en Culiacán y casi perdía la vida
Nadaba en aguas de lluvia en Culiacán y casi perdía la vida
Descarga la APP de Línea Directa en tu MOVIL
TWITTER