ACCESO
Por favor teclee su usuario y contraseña para acceder a las funcionalidades extras, así como personalizar la suscripció al boletín de lineadirectaportal.com
No soy usuario, deseo registrarme.
16, Octubre 2017


CONTACTO   
HEMEROTECA   
COLUMNAS
SALA DE LECTURA
Hemingway: Una historia sin final feliz
28, Julio 2014
Otras columnas del autor
Más columnas del autor...

«El viejo y el mar» fue la última novela que escribió el norteamericano Ernest Hemingway, que le valió el Premio Nobel de Literatura en 1954, donde expone con una prosa sencilla y mayormente con monólogos, el tesón y la resistencia fuera de serie de un anciano que logra pescar el pez más grande jamás visto en el Caribe, después de varios días de una lucha épica en mar abierto.

Gran aficionado también a la pesca a bordo de su propia embarcación nombrada «Pilar», Hemingway plasmó en esa obra todos sus conocimientos sobre la pesca, pero no su vida misma. A diferencia del viejo protagonista llamado Santiago, que vence todas las adversidades y aun su propio pesimismo, el escritor estadounidense y cubano por adopción le da un final distinto a la gran obra de su vida, suicidándose con su escopeta tras el agobio de su enfermedad y la decrepitud que le trajo la edad.

Julio es el mes de la vida y muerte de Hemingway; nació el 2 de julio de 1899 y murió el día 21 de julio de 1961 en Estados Unidos. Pasó los últimos 20 años de su vida en La Habana, hasta 1960, en su gran residencia campestre llamada Finca Vigía, donde se guardan todavía intactas sus miles de pertenencias y hasta su barco colocado en la parte más alta de este cerro cubierto de vegetación, dándole el mismo toque de realismo mágico que el barco que aparece misteriosamente encallado en la selva en «Cien años de soledad», de Gabriel García Márquez.

Ironía del destino, Hemingway es el estadounidense más admirado por los cubanos en un país donde está prohibido el dólar y que sufre ya más de 50 años del bloqueo económico decretado por John F. Kennedy. Su casa de Finca Vigía es un museo operado por el Estado cubano, la única marina que tiene La Habana se llama Marina Hemingway, y el bar El Floridita donde el escritor tomaba asiduamente su daikirí, tiene una estatua de bronce suya en el mismo lugar de la barra donde se sentaba, coronada por una fotografía donde aparece platicando con Fidel Castro.

Aunque Hemingway no se declaraba religioso, le atribuyó a su personaje Santiago la devoción por la Virgen del Cobre que profesan los cubanos. «-No soy religioso –dijo-. Pero rezaría diez Padrenuestros y diez Avemarias por pescar este pez y prometo hacer una peregrinación a la Virgen del Cobre si lo pesco. Lo prometo.»

Esta novela corta es una manifestación de la vida sencilla de los hombres del mar de la que Hemingway abrevó durante los 20 años que permaneció en la isla, pero sobre todo es el testimonio de la tenacidad y supervivencia que ha caracterizado a  los cubanos, ejemplificada por la hazaña del viejo pescador Santiago que, sangrante y exhausto, regresa con éxito a puerto pese a que sólo trae los despojos del gran pez, que le carroñaron los tiburones.

«-Pez –dijo dulcemente en voz alta-, seguiré hasta la muerte.»

Su personaje siguió y venció el sufrimiento y la soledad, imponiéndose a una muerte segura que le auguraban su decrepitud y la lucha en mar abierto contra la naturaleza; Hemingway no lo hizo así y terminó con su vida, sin guardarse para sí la misma satisfacción con la que durmió al final plácidamente agotado y feliz su pescador Santiago. «El viejo soñaba con los leones marinos.»

 

Comentarios: @marcocesarojeda

Otras Noticias
Estado
MÁS LEÍDAS
Tomateros y Charros siguen invictos y en la cima
Tomateros y Charros siguen invictos y en la cima
Tomateros, Charros y Naranjeros siguen invictos
Jalisco, Culiacán, Hermosillo y Mexicali barren los inaugurales
Tomateros, Charros y Naranjeros inician con triunfo
Abren cortina de la Huites, trasvasan 905 m³ a la Miguel Hidalgo
Emoción y adrenalina, los protagonistas del Surutatazo 2017
Liberan el estrés deportistas extremos en el 'Cosaltazo'
Momento en que la cascada de San Antonio multiplicó su fuerza y puso en apuros a bañistas
Nadaba en aguas de lluvia en Culiacán y casi perdía la vida
Nadaba en aguas de lluvia en Culiacán y casi perdía la vida
Descarga la APP de Línea Directa en tu MOVIL
TWITTER